Elecciones Generales 2019

Un Sánchez faltón tuvo que tirar de chuleta para citar sus propias medidas

Un Sánchez faltón tuvo que tirar de chuleta para citar sus propias medidas
La nota de OKDIARIO a Pedro Sánchez en el debate de Atresmedia

Con la misma vestimenta que en el primer debate celebrado en TVE, mucho más sonriente que este lunes, el presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, fue el primero en intervenir este martes en el debate de Atresmedia.

Falto de reflejos y fluidez y perdido en generalidades, con una actitud menos presidencialista que en el primer debate, despreciando a Pablo Casado y Albert Rivera ("estos dos"), la primera intervención de Pedro Sánchez fue para asegurar que no entra en sus planes gobernar con Ciudadanos, pregunta que el lunes se negó a responder hasta en tres ocasiones al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

En el plató de Atresmedia, Sánchez volvió a recurrir a la chuleta, como en TVE, para responder las preguntas de Ana Pastor y Vicente Vallés y desacreditar al resto de candidatos. Una demostración de que ni él mismo sabe lo que ha hecho durante estos nueve meses ocupando La Moncloa, pese a que su equipo asegura que "lo tiene bien interiorizado". Y aún leyendo, mintió con algunas cifras como con las del número de autónomos.

Más relajado inicialmente que en el primer debate, algo que se visualizó durante la pausa publicitaria mientras andaba con su jefe de gabinete, Iván Redondo, sonriendo por el plató, Sánchez correspondió al líder de Ciudadanos cuando éste le regaló un ejemplar de su tesis fake para que se la leyera, con un ejemplar del libro escrito por Fernando Sánchez Dragó y Santiago Abascal.

Ese coqueteo entre Sánchez y Rivera cabreó a Iglesias, que se quejó del intercambio de libros pese a que él siempre regala libros a las personas con las que se reúne.  Un intercambio de libros que provocó los aplausos de la militancia socialista reunida en la sede de la calle Ferraz de Madrid.

Pedro Sánchez negó en Atresmedia haber pactado con los independentistas. "Es mentira", dijo el líder del PSOE cuando sus rivales le acusaron de haber en llegado a acuerdos con los separatistas.

En su exposición de propuestas volvió a prometer cosas que dijo que haría en su investidura como jefe del Ejecutivo y que no ha cumplido. Lamentó también que sus rivales se levantaran de la mesa sobre la inmigración a lo que Casado le respondió que no les había vuelto a convocar. El líder del PP aseguró que "España está en deuda con Pedro Sánchez"… para ironizar con el aumento de la deuda pública durante los nueve meses del gobierno socialista.

El secretario general del PSOE cerró el debate con su ‘minuto de oro’ asegurando que "si las derechas suman van a hacer en España lo mismo que han hecho en Andalucía". Pidió "hacer una moción de censura a la desigualdad y la corrupción" diciendo "alto, que estamos muy cerca". "Les pido que lo digan alto y claro votando al Partido Socialista", dijo para finalizar.

Últimas noticias