Reacciones a la acogida de España al ‘Aquarius’: Bruselas dice que es un "ejemplo de solidaridad"

Bruselas
El comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos. (AFP)

La Comisión Europea ha valorado positivamente la decisión del Gobierno de España de permitir en el puerto de Valencia el desembarco "por razones humanitarias" de la nave de salvamento marítimo ‘Aquarius’, que actualmente se encuentra en alta mar tras cerrar Italia sus puertos .

El comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha dicho a través de su cuenta de Twitter que se trata de un ejemplo de "solidaridad real puesta en práctica hacia personas desesperadas y vulnerables y también hacia otros Estados miembros", a la vez que ha agradecido la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Ejecutivo comunitario había instado este lunes a las autoridades italianas y maltesas a que se coordinaran para decidir cuál es el puerto al que debía dirigirse el barco de rescate de personas en el Mediterráneo ‘Aquaris’, que se encuentra detenido desde este domingo en un punto situado a 35 millas náuticas de Italia y 27 de Malta por orden de la Guardia costera italiana, con más de cien menores a bordo y varias mujeres embarazadas.

"Lo primero (para la Comisión) es el imperativo humanitario, estamos hablando de seres humanos, incluidos menores. La prioridad de ambas autoridades (italiana y maltesa) debe ser que estas personas reciban la atención que necesitan", ha asegurado en rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión, Margaritis Schinas.

No obstante "la Comisión no tiene competencia en la gestión de operaciones de rescate y búsqueda en el mar, ni de coordinación de las operaciones de rescate individuales", ha dicho por su parte la portavoz comunitaria de Migración, Natasha Bertaud, que ha insistido en que la legislación internacional no determina qué país debe hacerse responsable del desembarco sino que "establece criterios" para orientar esta decisión.

Irá a Valencia

Sánchez ha dado instrucciones para que España acoja el barco ‘Aquarius’, que navega con más de 600 inmigrantes y refugiados "abandonados a su suerte", rescatados por MSF y Sos Mediterranée, cuya entrada a Italia ha sido impedida por el nuevo ministro del Interior, Matteo Salvini, mientras que las autoridades maltesas han argumentado que es responsabilidad de los italianos.

El destino de este barco será el puerto de Valencia, previa coordinación con la Generalitat Valenciana. "Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional", ha añadido en un comunicado Presidencia del Gobierno.

Precisamente la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha señalado, sobre el ofrecimiento de la ciudad de València para acoger a las 629 personas migrantes del barco ‘Aquarius’, que la sociedad valenciana "no deja a nadie a la deriva".

Poco antes de que el Ejecutivo central hiciera este anuncio, Oltra había expresado ante los medios de comunicación que estaba esperando el sí del Ejecutivo central para poder albergar a estas 629 personas porque València "quiere abrir ese corredor de la esperanza en el Mediterráneo".

En este sentido, Oltra se muestra convencida de que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene "sensibilidad" respecto a la situación de las personas refugiadas, "no como el anterior Gobierno del PP que nos cerró todas las puertas".

Asimismo, ha señalado que las autoridades valencianas tienen el dispositivo de acogida preparado "desde hace mucho tiempo" y que espera que la idea sea "bien recibida" también por las once comunidades que en su día firmaron un manifiesto expresando su deseo de acoger refugiados.

Las autoridades valencianas ya han hablado además con la Autoridad Portuaria, "que se ha implicado", y con las entidades de solidaridad y personas migrantes que colaborarán en el dispositivo de acogida.

"Fosa común"

Mónica Oltra ha enfatizado que "no es posible que en el siglo XXI haya 629 personas en un barco a la deriva en el Mediterráneo, un Mediterráneo que se está llevando miles de vidas y que se está convirtiendo en una fosa común de la vergüenza, cuando siempre ha sido un puente entre personas y culturas".

"Valencia puede ser la puerta de entrada para que se acabe el calvario de estas personas y podamos acogerlas en una sociedad abierta y cálida, que no deja a nadie a la deriva en el Mediterráneo. Esperemos que esta vez sí ese barco pueda llegar a València y la sociedad valenciana pueda decirles: ‘Lo peor ha pasado y vais a emprender una nueva vida lejos del horror que habéis tenido que pasar'".

Finalmente, la dirigente valenciana ha recordado que un centenar de las personas que van a la deriva a la embarcación son niños y que también hay mujeres embarazadas y que solo cuentan comida para 24 horas, por lo que "es una situación de emergencia humanitaria".

Colau y Carmena, encantadas

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha agradecido en su cuenta de Twitter al ‘president’ de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig; la vicepresidenta, Mónica Oltra; y el alcalde de València, Joan Ribó, el ofrecimiento de la "València acogedora" para que el barco Aquarius atraque en el puerto de la ciudad, mientras que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha mostrado "feliz" en otro tuit por "la respuesta del gobierno español sobre el barco".

Colau ha tildado de "esperanzador" este "cambio de la política humanitaria" por parte del ejecutivo, mientras que Carmena ha considerado "de sentido común escuchar la voz de tantas personas, organizaciones y ayuntamientos –como València, Barcelona o Madrid– que han reclamado esa humanidad tan necesaria". "Les recibiremos con los brazos abiertos", ha agregado la primera edil madrileña.

Otros representantes municipales han valorado en sus cuentas de Twitter el anuncio de que València acogerá el Aquarius, entre ellos, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, quien ha agradecido a Ribó y Oltra por ofrecer València como puerto refugio, y a Colau por "despertar conciencias", al tiempo que ha afirmado que Sánchez "acierta en aceptar" la llegada del barco.

Por su parte, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha tildado este lunes de "excelente noticia" que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya dado instrucciones para que España acoja el barco Aquarius, en el que se encuentran más de 600 personas abandonadas en el Mediterráneo. "Una excelente noticia. Solidaridad y empatía con aquellos que huyen del drama y de la guerra", ha indicado en su cuenta de Twitter, donde ha compartido un ‘tweet’ de La Moncloa informando de la noticia.

"Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional", ha añadido en un comunicado Presidencia del Gobierno.

Últimas noticias