La chapuza progre de Dubái

El jefe de Gabinete de Zapatero gasta 11 millones en el pabellón ‘progre’ de España en la Expo de Dubái

España Expo Dubái
Torres Mora y el pabellón de España en la Expo de Dubái.

El pabellón de España en la Exposición Universal de Dubái 2020 -que se celebra desde el pasado 1 de octubre hasta el próximo 31 de marzo- ha costado más de 11 millones de euros según los contratos de la Administración General del Estado que ha consultado OKDIARIO y que fueron adjudicados desde la llegada al poder de Pedro Sánchez. Una construcción y un proyecto de exposición abordados desde la ideología más progre plegada a la Agenda 2030.

El organismo responsable, Acción Cultural Española, estuvo dirigido por el eurodiputado socialista Iban García del Blanco hasta 2020 y después asumió el mando José Andrés Torres Mora, jefe de Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero antes de que llegara a La Moncloa.

Este periódico ha identificado una veintena de contratos, algunos de ellos sin publicidad, donde los gastos principales estuvieron destinados al estudio arquitectónico y al montaje de las instalaciones y los equipos. El resultado, tal y como ha publicado OKDIARIO, es el de un pabellón donde la imagen internacional de España y sus señas de identidad se diluyen entre mantras del socialcomunismo como «sostenibilidad», «inclusión» o «igualitarismo».

El pabellón de España en la Expo Dubái 2020 (mantiene la denominación pese a su aplazamiento por la pandemia) fue presentado con el lema Inteligencia para la vida y está situado en el área temática correspondiente a la «Sostenibilidad». Las otras dos áreas del complejo son «Movilidad» y «Oportunidad». El espacio español cuenta con una superficie de unos 5.800 metros cuadrados útiles en una plaza cubierta por una serie de volúmenes cónicos.

El proyecto arquitectónico fue adjudicado al estudio Amann-Cánovas-Maruri (Temperaturas Extremas Arquitectos S.L.P.) por un importe de 1.245.090 euros (impuestos incluidos). Posteriormente, hubo una adenda «para la adaptación del calendario de ejecución de los trabajos y atención a gastos extraordinarios como consecuencia de los efectos del Covid-19», que se elevó a 81.590 euros.

Distorsión de los colores

El diseño lo conforman «conos altos y coloridos en los que se ha recuperado la memoria atávica de los colores para transmitir el carácter de la cultura mediterránea y vincular el tema de la sostenibilidad a un mensaje de optimismo», afirma la web del pabellón español en la Expo. Los tonos van del amarillo al rojo anaranjado en una distorsión de los colores de la bandera rojigualda de España.

La misma página también señala que «el pabellón tiene como objetivo ser un ejemplo de creatividad inteligente, capaz de unir a las personas en proyectos en los campos de la ciencia, la tecnología, la educación y el arte. España es un país que se preocupa por su herencia, como demuestra su liderazgo mundial en número de reservas de la biosfera de la Unesco, con 52. También somos un país que mira al futuro». Más lugares comunes en torno al ecologismo más activista.

Otro de los grandes contratos fue el relativo la «producción, el montaje, el mantenimiento y el desmontaje de los equipamientos expositivos y multimedia» del Pabellón español en la Expo de Dubái (Emiratos Árabes). En este caso, recayó en Acciona Producciones y Diseño SAU (en UTE con Empty) por un importe de 6.655.000 euros (impuestos incluidos). Se presentaron cuatro licitadores y esta empresa resultó ser la «oferta económica más ventajosa». Esta adjudicación -la más elevada de las consultadas- la firmó ya Torres Mora el 12 de marzo de 2020.

En el pliego de condiciones técnicas, Acción Cultural Española dejaba claro el sesgo que el Gobierno de Pedro Sánchez quería dar esta ventana de España en el mundo: «Los usuarios del Pabellón de España deben sentirse implicados en una misión vital: la de crear entre todos un futuro mejor, más igualitario e inclusivo, sostenible en el tiempo gracias a la puesta en práctica de soluciones innovadoras que recogen el testigo de una tradición histórica», reza en las indicaciones que el Ejecutivo dio a la empresa adjudicataria.

Otro contrato cuantioso respondió a un servicio de «Producción de contenidos audiovisuales, ilustraciones y APP» del Pabellón de España en la Expo de Dubái. Fue otorgado por 598.950 euros (impuestos incluidos) a la firma The Others TV SL. Por su parte, el recorrido expositivo se declaró desierto en un principio tras una licitación por 544.500 euros (impuestos incluidos). Finalmente, se encargó a la UTE formada por External Reference y Onionlab.

Una adenda de 2,1 millones

Además, dentro de los contratos sin publicidad, aparece una adenda de 2,1 millones de euros adjudicada a Rimond Middle East General Contracting ante «la necesidad de destinar mayores recursos para la correcta ejecución de la construcción». Ello, como «consecuencia de las circunstancias derivadas del Covid 19 y normas de obligado cumplimiento impuestas por la organizadora de Expo Dubái desde el mes de marzo 2020 que han limitado sustancialmente las condiciones de suministro, fabricación y montaje del pabellón previstas inicialmente», sostiene Acción Cultural.

Otros expedientes sobre contrataciones de «expertos» en instalaciones de este tipo, trabajos de comunicación, suministro de maquinaria, actividades complementarias o un «estudio geotécnico» también constan en el largo listado de adjudicaciones de este monumento a la progresía patria.

    Lo último en España

    Últimas noticias