Caso Neurona

El jefe de la consultora investigada en Bolivia por pagos a Podemos: «Dimos dinero boliviano a partidos extranjeros»

"Los contratos nos han permitido contribuir a incursionar en otros procesos electorales de Iberoamérica"

OKDIARIO publicó en primicia en abril: Podemos recurre para la campaña a una empresa a la que Morales dio 1,5 kilos a dedo

César Hernández Paredes, director y fundador de Neurona Consulting (la empresa que consiguió contratos hinchados por 1,8 millones de dólares del Gobierno de Evo Morales por microvídeos propagandísticos), reconoce que ha destinado dinero de contratos del país andino a partidos políticos extranjeros.

En un mensaje en Facebook, este empresario mexicano –seguidor de Hugo Chávez y persona muy próxima a Juan Carlos Monedero como presume en redes sociales– admite así que desvió dinero de Bolivia a campañas electorales de otros países. «Gracias a ese contrato, con nuestra utilidad neta pudimos financiar otros proyectos progresistas que se encontraban sin capital en otras partes del mundo», afirmó en mayo cuando se descubrieron los 1,8 millones a dedo del Gobierno de Evo Morales a su empresa.

“Quiero agradecer a todos los compañer@s, con quienes hemos compartido la misma trinchera en las buenas y en las malas durante estos 5 años”, agrega en su mensaje que, aunque fue borrado, recuperan varios periódicos bolivianos y del que OKDIARIO ha podido recuperar un pantallazo. Ante las acusaciones de tráfico de influencias que ahora está investigando la Fiscalía Anticorrupción de Bolivia por delitos que suponen 8 años de cárcel, Hernández Paredes señala a los altos cargos del Gobierno de Morales que le habían ayudado.

Mensaje del fundador de Neurona Consulting en su perfil en Facebook. (Clic para ampliar)
Mensaje del fundador de Neurona Consulting en su perfil en Facebook. (Clic para ampliar)

“En este recorrido el 2014 fue central debido a la oportunidad y apoyo recibido por el Intachable compañero Héctor Ramírez, así como el 2017 por los desembolsos económicos gestionados por la actual Viceministra Leyla Medinaceli en favor de Neurona, que posteriormente nos han permitido contribuir a incursionar en otros procesos electorales de Iberoamérica, que mantengan intacto el sueño de la patria grande en defensa de mejores condiciones de vida para los más pobres y vulnerables (sic)”, insiste en su texto auto inculpatorio.

«Los desembolsos del Gobierno nos han permitido contribuir a incursionar en otros procesos electorales de Iberoamérica»

De esta forma se quejaba de que, cuando aún estaba en el poder Morales, miembros del Ministerio de Comunicación abrieron una auditoría sobre las polémicas contrataciones a Neurona tras las críticas de la oposición. “Gracias a la gran campaña de filtraciones por algunos malos funcionarios del Ministerio de Comunicación a opositores se logró una campaña de publicidad impecable, consiguiendo el récord de audiencia para un documental hecho en Bolivia. Campaña que fue diseñada por grandes mentes como la viceministra Leyla Medinaceli”, escribió con ironía.

La noche de los ponchos

Para extender la responsabilidad de los contratos, César Hernández dio un paso más y acompañó su mensaje con fotografías de lo que fue una cena de confraternidad de altos cargos del Gobierno y empresarios de su órbita ideológica. Todos ellos aparecen vistiendo ponchos de color rojo para demostrar su unión.

De hecho, etiquetó en Facebook a un ministro (Manuel Canelas), a una viceministra (Leyla Medinaceli), a una periodista famosa (Susana Bejarano) en el país o a César Adrade, el trabajador de Neurona que junto a César se trasladó a España para dar soporte a Podemos en sus campañas electorales.

Igualmente, publicó que es “triste que la oposición al Proceso de Cambio” haya recibido información confidencial del Ministerio de Comunicación para “golpear a nuestros compañeros solidarios, también voluntarios”. Se muestra alienado con la izquierda radical y proclama: «Queda claro que fantasmas del pasado ¡no deben volver!”, en relación a los partidos contrarios a Morales.

Por otra parte, desveló que Neurona instruyó a los «guerreros digitales» del partido de Morales y amenazó, en su estrategia de extender la sombra de la corrupción: “En breve publicaremos las fotografías y vídeos de los cursos de capacitación que hicimos para los Guerreros Digitales, impartidos gracias a la viceministra Leyla Medinaceli”.

Juan Carlos Monedero junto al director de Neurona, César Hernández Paredes (i.) y el ex jefe de Gabinete de Pablo Iglesias.
Juan Carlos Monedero con César Hernández Paredes (i.) y el ex jefe de Gabinete de Pablo Iglesias.

Recorrido del dinero

En base a lo que reconoce el fundador de Neurona, el recorrido del dinero sería el siguiente. Primero colaboró en las campañas electorales de Evo Morales. Posteriormente recibe contratos hinchados por casi 2 millones de dólares del Ministerio de Comunicación del país por trabajos audiovisuales que no cuestan tanto.

Tras eso, escasos meses después, los responsables Neurona trasladan su residencia a Madrid donde trabajan para Podemos. Forman parte del núcleo duro de Pablo Iglesias hasta el punto de acompañar al candidato al colegio electoral.

De esta forma, según lo que dice el líder de Neurona, su empresa estaría ciertamente saneada económicamente por el dinero de Evo Morales y así se podría permitir trabajar a bajo precio para Podemos en España.

Récord de microcréditos

Además, se da la circunstancia de que en la última campaña electoral, la del 10-N, Podemos logró un sospecho récord de recaudación de microcréditos. Aunque las expectativas electorales de Iglesias estaban hundidas (obtuvieron a la postre su suelo histórico de diputados) y que no promocionaron mucho la campaña de recogida de dinero, sacaron pecho de superar su máximo de dinero recogido de sus simpatizantes para pagar su campaña.

OKDIARIO ha contactado con Hernández Paredes. Pero, tras una exitosa toma de contacto, pasados varios días de espera, este hombre evita ofrecer aclaraciones sobre este mensaje que publicó.

Lo último en España

Últimas noticias