Inminente acuerdo en Madrid y Murcia al acercar posturas PP, C’s y Vox

Vídeo: OKDIARIO

Las conversaciones entre las tres formaciones del centroderecha marchan por buen camino en Murcia y Madrid. La ronda negociadora de este miércoles entre los equipos del PP, de C’s y de Vox ha permitido constatar una gran cercanía programática entre los tres partidos y perfilar una segunda ronda de contactos este mismo jueves. El acercamiento marcha a buen ritmo y fuentes conocedoras de las negociaciones reconocen que es posible desbloquear la actual situación y tener un acuerdo de gobernabilidad en un corto plazo de tiempo.

Pese a los intentos del PSOE de tentar a los equipos de Ciudadanos en Murcia para formar un Gobierno de izquierdas. Pese al primer choque entre las exigencias de Vox y el veto de Ciudadanos a ni siquiera sentarse con la formación de Santiago Abascal. Y pese a los desencuentros de la última sesión de investidura frustrada la semana pasada. Pese a todo ello, parece que empieza a dar sus frutos el acercamiento entre los líderes nacionales del PP –Pablo Casado– y de Vox -Santiago Abascal-, y el permiso concedido por fin por Albert Rivera para que sus equipos negociadores se reunieran sin tener que esconderse ni decir que iban “a tomar café”.

Todo ello parece marchar por buen camino y fuentes conocedoras de la situación actual de las conversaciones admiten que “sería extraño que esta vez se frustre la investidura de Fernando López Miras [el candidato del PP a la Presidencia de la comunidad autónoma de Murcia]. Es más, sería raro que no tengamos a López Miras como presidente en un corto plazo de tiempo”.

En Madrid es el propio Iván Espinosa de los Monteros el que anuncia que puede estar el acuerdo de Gobierno encima de la mesa en unos días. Y en Murcia son los equipos negociadores los que adelantan que la buena marcha de las conversaciones entre las tres formaciones permitirán cerrar un acuerdo en breve.

Albert Rivera es el único de los tres líderes del centroderecha que no ha quiero dar apoyo directo y presencial a estas conversaciones. Pero sí ha permitido y ordenado que sean los equipos regionales los que se reúnan para avanzar en los acuerdos de Gobierno.

Con ello, ambas regiones parecen destinadas ya a acuerdos rápidos y a que se acabe una larga negociación que llegó a poner en peligro la posibilidad de un pacto y que incluso hizo animarse por momentos a la izquierda que pensó que podría tener al alcance de la mano un pacto con C’s. La realidad ha negado esa posibilidad.

Disputas

Atrás parecen haber quedado las disputas sobre un programa de Gobierno en el que los de Vox remarcaron el acento en la libertad educativa, la libre elección de centro escolar, la posibilidad de los padres de rechazar adoctrinamiento de cualquier tipo en las aulas, la retirada de medidas de apoyo a las asociaciones LGTBI, y una fuerte rebaja de impuestos. El PP nunca puso pegas a negociar esas exigencias. Pero el veto formal de los de Ciudadanos se convirtió en un problema, hasta el punto de que los equipos de Vox dieron orden de frenar las conversaciones hasta que no se zanjase esa situación. El resultado de todo ello fue un no a la investidura del PP en Murcia.

Pero todo eso parece ser ya historia lejana, con una semana de antigüedad, pero lejana al ritmo al que caminan los acontecimientos y el nuevo entendimiento del centroderecha escenificado especialmente en el reciente encuentro entre Pablo Casado y Santiago Abascal. Esa cita parece haber cambiado el escenario, especialmente, al haber puesto el foco en un Albert Rivera que no aceptaba ningún tipo de encuentro personal con él, pero que ha admitido ya la negociación con Vox de sus equipos regionales.

Ahora, nadie de los tres partidos niega ya la cercanía de un pacto que deberá permitir la investidura en Murcia de López Miras “en un breve plazo de tiempo”.

Lo último en España

Últimas noticias