Inés Arrimadas critica el «sectarismo» de Montero: «Es una vergüenza que justifique» los insultos a Cs

Inés Arrimadas ha criticado el «sectarismo» del Gobierno de Pedro Sánchez por «justificar» que se echara a empujones y con insultos a los representantes de Ciudadanos en la manifestación del 8M en Madrid. La nueva presidenta de Cs ha cargado contra la ministra de Igualdad, Irene Montero: «Es una vergüenza que el Gobierno de España esté animando o justificando que a unas mujeres, el día 8 de marzo, se las insulte, se las escupa, se las intente agredir y se las eche de una manifestación. Eso no es feminismo, es sectarismo», ha declarado a los periodistas al asistir a la clausura de la Asamblea General de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En su opinión, esto resulta «absolutamente contraproducente» para el feminismo, que «es inclusivo». «El día 8 de marzo no es de Irene Montero, es de todas las mujeres», y «el Gobierno no es nadie ni para animar a echar a nadie de la manifestación ni, mucho menos, para justificar un intento de agresión escupitajos, insultos y de todo que sufrieron mis compañeras», ha subrayado.

Así se ha referido a las palabras de Montero en una entrevista el domingo en laSexta en la que cuestionó el feminismo de Cs. Aunque la ministra rechazó cualquier tipo de violencia o insultos, dijo que eso ocurrió porque Ciudadanos y el PP se apoyan en Vox para gobernar en varias comunidades autónomas y ayuntamientos, lo que hace que «mucha gente» ponga en duda su «compromiso real» con la igualdad entre hombres y mujeres.

No excluir a nadie por su ideología

También se ha referido a este tema la portavoz de la Gestora de la formación naranja, Melisa Rodríguez, que considera que posturas «sectarias» como la de Montero hacen que «se divida y pierda fuerza una lucha que tiene que ser de todos, sin excluir ni a los hombres ni a ninguna mujer en función de la ideología que tenga».

En rueda de prensa en la sede de Cs, Rodríguez ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de «intentar radicalizar» el movimiento feminista y ha pedido que el Ejecutivo y todos sus ministros, ya sean del PSOE o de Unidas Podemos, «condenen de una manera directa» lo sucedido el domingo.

Tanto el PSOE como la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, han criticado este lunes el acoso y los abucheos sufridos por las políticas y políticos de Cs en la marcha del 8M. «No tienen justificación» ha dicho Calvo, mientras que la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha dicho que cuantas más mujeres luchen por la igualdad, mejor, independientemente de su afiliación política.

Cs seguirá participando en el 8M

Rodríguez ha lamentado que se produjera «otro episodio de violencia y de sectarismo» contra personas de este partido y que haya quien pretenda «llevar al extremo un movimiento que tiene que ser de todas».

Dirigiéndose a las chicas que les «violentaron con sus palabras y con sus actos», les ha advertido de que Cs seguirá participando en la manifestación del 8 de marzo, «defendiendo la igualdad y hablando de un feminismo que incluye a todas».

«Si hemos conseguido salir de la tutela de los hombres, no vamos a permitir que ninguna mujer pretenda tutelarnos ni decirnos cómo ser mujer y, muchísimo menos, que se repartan carnés de buena o mala feminista», ha recalcado en rueda de prensa en la sede del partido.

Por otro lado, se le ha preguntado a Rodríguez por las opiniones expresadas el domingo en la Asamblea General de Vox contra las movilizaciones feministas. «No comparto para nada lo que ha dicho», ha respondido.

Mientras que el presidente, Santiago Abascal, arremetió contra las «locas de odio» que «gritan cosas terribles y asustan a otras mujeres», la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio dijo que la manifestación es un «aquelarre» organizado para lograr «más subvenciones para sus chiringuitos».

Lo último en España

Últimas noticias