Iglesias pide en el debate una subida fiscal de 96.000 millones de euros para los españoles

iglesias-debate
Pablo Iglesias durante el debate en Atresmedia (Foto: EP)

Pablo Iglesias uso el debate televisivo de ayer para lanzar toda una amenaza fiscal. Y es que, si hasta ahora, el líder de Podemos había incluido en su programa electoral subidas de impuestos por un valor aproximado de 50.000 millones de euros, ayer esa cifra saltó por los aires, creciendo hasta alcanzar los 96.000 millones de euros.

El líder de Podemos no verbalizó la cifra directamente, pero sí dio la clave para calcular el importe exacto. Lo hizo al afirmar que “España está a ocho puntos porcentuales por debajo de la presión fiscal media en Europa”. Y que el objetivo de un potencial Gobierno suyo, o que contase con ellos -es decir, de la mano de Pedro Sánchez-, sería elevar esa presión fiscal hasta la media europea: ocho puntos más.

Esos ocho puntos sobre el PIB español suponen nada menos que 96.000 millones de euros. Traducido: teniendo en cuenta que la última previsión de recaudación del IRPF anual de todos los españoles se sitúa en 84.000 millones de euros, haría falta duplicar el IRPF de todos los trabajadores españoles y ni siquiera de esta forma se llegarían a saciar los deseos confiscatorios de Podemos.

Haría falta duplicar el IRPF de todos los trabajadores, y ni así se saciarían los deseos confiscatorios de Podemos

Pablo Iglesias insistió en esa idea. Y afirmó que "España está a ocho puntos porcentuales de distancia, en términos de justicia fiscal, de la media europea", aunque "esto no ha sido culpa sólo de los Gobiernos de derecha”, afirmó.

El podemita ocultó que la presión fiscal recoge la recaudación total, y que, por lo tanto, un país como España, que lleva años instalado en tasas de paro que duplican la media europea y en los niveles superiores de economía sumergida sólo puede equiparar en recaudación a aquellos donde es mayor el número de pagadores y trabajadores, de un forma: saqueando fiscalmente a los que tienen trabajo y pagan.

Así sería el saqueo fiscal

"Nosotros, en este sentido, somos muy claros. El IRPF hay que subírselo a los que cobren más de 100.000 ó 300.000 euros al año, y a los que cobren menos de 12.000 euros hay que bajárselo", añadió. Pero el plan de Iglesias  jamás podría cumplirse subiendo los impuestos sólo a esos contribuyentes.

En España, las rentas declaradas entre 60.000 y 150.000 euros tan sólo engloban al 3,1% de los declarantes. Las rentas de 150.000 a 601.000 euros, al 0,4% de los declarantes. Y las rentas de más de 601.000 euros, al 0,04% de los declarantes. Es decir, que entre todos ellos, incluso aplicando la subida a las personas con más de 60.000 euros anuales de ingresos, no llegan a suponer ni el 4% de los declarantes. Y el líder de Podemos acaba de anunciar un importe de subida de impuestos superior incluso a multiplicar por dos el actual IRPF del 100% de los declarantes.

Hasta ahora, los podemitas hablaban sólo de una subida de impuestos para las rentas más altas y para las grandes fortunas y grandes corporaciones: una subida que supondría una recaudación adicional de, al menos 40.000, millones de euros en 2022.

Hasta ahora, hablaban de una subida de impuestos sólo a las rentas más altas de cara a una recaudación adicional de 40.000 millones en 2022

Aunque la memoria económica de los podemitas no ha sido divulgada, el equipo económico de Podemos afirmó que su objetivo era recaudar cerca de 40.000 millones de euros al año, para conseguir a lo largo de la legislatura reducir a la mitad la brecha de 8 puntos de PIB que España tiene frente a la media europea.

Ni siquiera su cálculo era correcto: el PIB español es de 1,2 billones, no de un billón de euros, por lo que no es cierto que cuatro puntos supongan 40.000 millones de euros. Pero, al margen de desconocimientos económicos obvios, ahora Iglesias acaba de disparar sus deseos fiscales hasta los ocho puntos del PIB. Nada menos que 96.000 millones de euros.

Lo último en España