"Son especulaciones"

El Gobierno asegura que garantizará la elección del español en los colegios de Cataluña

Álvaro Nadal e Iñigo Méndez de Vigo.

El Gobierno quiere usar el 155 para ofrecer el español en las matrículas de los alumnos catalanes

El Gobierno asegura que "garantizará" el derecho de los padres a poder elegir la enseñanza en español para sus hijos en Cataluña, pero no ha aclarado cómo lo hará. Ha negado que vaya a incluir una casilla en los formularios de preinscripción. El portavoz del Ejecutivo y ministro de Educación , Iñigo Méndez de Vigo, se ha limitado a reiterar ante las insistentes preguntas de los periodistas que: "Se está estudiando. Cualquier especulación sobre cómo se va a hacer no tiene sentido porque estamos trabajando".

El portavoz ha avanzado a continuación: "Pero haremos que las preinscripciones escolares se hagan según las sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que garantizan el derecho de los padres a elegir que sus hijos puedan estudiar en castellano".

Y eso que en  un primer momento, parecía confirmar ese plan y con la inclusión de una casilla a rellenar por los padres. "Estamos estudiándolo pero seguro lo haremos" aseguraba en su primera intervención. Y lo hacía recordando que el Gobierno "no ha estado de acuerdo" con el actual sistema, contrario a varias resoluciones judiciales. Pero en el turno de preguntas ha reculado y renunciado a despejar dudas sobre cómo hacerlo.

La casilla es "una especulación"

El portavoz ha negado que se vaya a incluir una casilla para que las familias puedan elegir esa opción. "Yo no he hablado de casilla. Sólo he dicho que se está estudiando y cualquier otra cosa son especulaciones". Y ha desmentido que el castellano pueda convertirse en lengua vehicular en la enseñanza catalana.

"No hay cambio educativo ni se puede tocar la Ley que aprobó el parlamento catalán en 2009, eso sólo puede hacerlo el propio parlamento. No se cambia la ley ni el modelo educativo. Pero sí estamos estudiando una fórmula para que en esas preinscripciones se cumpla con las resoluciones judiciales que establecen que se debe cumplir el 25 % de horas lectivas en castellano. Y el Gobierno entendía que algunas la aplicación de esa ley no se hacía de forma adecuada en algún punto concreto".

El portavoz del Gobierno, ha asegurado que: "No es es más que garantizar una obligación de cumplir con las sentencias judiciales y queremos hacerlo con la máxima corrección y afectando lo más mínimo al modelo educativo de Cataluña. Se han dicho cosas, y algunas son peticiones de algunos, pero se trata de garantizar derechos y normalidad".

"No es un globo sonda"

Méndez de Vigo ha negado que sea un globo sonda, "esta resolución se adopta cuando toca tomarla, y la preinscripción es en los meses de febrero o marzo". El ministro portavoz ha esgrimido además su condición de responsable de la Educación en Cataluña como consecuencia de la aplicación del 155. "Esa aplicación que cesó a los consejeros de todo el gobierno catalán atribuyó la responsabilidad a los miembros del Gobierno en cada consejería,  y a quien le habla, la de Educación".

Finalmente, el portavoz subrayaba: "El Ministerio de Educación no ha estado de acuerdo y ha recurrido estos tres últimos años las decisiones de la Generalitat porque ha entendido que no se garantizaba el derecho de los padres a elegir la lengua en que quieren educar a sus hijos. Y para este Gobierno es muy importante la libertad".

Últimas noticias