El Gobierno impedirá a Podemos entrar en ministerios sensibles como Hacienda, Economía, Interior o Defensa

El Gobierno sigue negándose a dar fuerza a Podemos en la negociación para lograr los apoyos necesarios para la investidura de Pedro Sánchez. Mientras Pablo Iglesias insiste en reclamar ministerios, la consigna de Sánchez es firme: no tendrán hueco en el Consejo de Ministros, como adelantó desde el primer momento OKDIARIO. Pero, además, en caso de que el PSOE tenga que acabar aceptando la entrada de miembros de Podemos en cargos públicos de segundo nivel, no lo harán en los “ministerios de Estado”, los más sensibles. Según la definición que baraja el PSOE, esas carteras serían las de Economía, Hacienda, Defensa, Justicia, Interior y Exteriores. Lo tendrán que hacer en departamentos con una menor trascendencia para la gobernabilidad de España.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, confirmaba este miércoles que el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido a Unidas Podemos cargos para desarrollar "responsabilidades político administrativas importantes”. Pero siempre de segundo nivel: fuera del Consejo de Ministros.

"Desde luego, no serían responsabilidades en el Consejo de Ministros, pero sí responsabilidades político administrativas importantes, como corresponde en un país como el nuestro, para hacer una labor de carácter político importante", aclaraba acto seguido Calvo.

La traducción a este trabalenguas es simple: los cargos que se asignen a miembros de Podemos pueden llegar al nivel de Secretaría de Estado. Pero nunca en departamentos clave para el Ejecutivo español. Nunca en ministerios en los que los errores o los planteamientos ultraradicales de los podemitas puedan suponer un poder excesivo para la formación morada. Porque es el propio Sánchez el primero que quiere evitar que un partido claramente debilitado y dividido por los resultados electorales pueda recobrar fuerza por medio de su mando en áreas clave del Gobierno.

De ese modo, los ministerios sensibles quedan fuera del alcance de Podemos. Economía, Hacienda, Defensa, Justicia, Interior y Exteriores no serán ofrecidos a Pablo Iglesias.

Podemos, a Trabajo

Eso sí, una cartera importante como es la de Trabajo no está en ese plan antiPodemos de Sánchez. Así que, ese Ministerio -así como uno que afecte a materias como la energía o la industria- sí cuenta con probabilidades de ver en sus despachos a un secretario de Estado de la formación morada.

El PSOE quiere garantizarse de este modo el apoyo de Podemos a la investidura presidencial pero sin dejarle entrar en la estructura medular del Gobierno. Porque Sánchez, en el fondo, sabe que el coste que asumiría Podemos por frustrar una investidura de izquierdas es excesivo y que, por lo tanto, la exigencia del líder morado de tener en el próximo Ejecutivo ministros es un órdago excesivo.

Pablo Iglesias, pese a ello, sigue pidiendo ministerios. Y el equipo del presidente del Gobierno en funciones rechazando este deseo. Por lo tanto, ni Gobierno de coalición, ni Gobierno con ministros teledirigidos por Iglesias, ni Vicepresidencia para el líder morado ni nada que se le parezca. Ese es el plan de Sánchez y, por eso, los socialistas se refieren ya al papel de Podemos como de pura “cooperación”. Porque de ahí no quieren pasar.

Lo último en España

Últimas noticias