La Generalitat ordenó emitir facturas falsas para usar los fondos de Hacienda el 1-O a espaldas de Montoro

generalitat
Oriol Junqueras. (Foto: EFE)

La Generalitat encontró el mecanismo para usar los fondos que llegaban a Cataluña procedentes del rescate del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) a espaldas de los controles de Hacienda: la emisión de facturas de gasto falsas.

Así el dinero, supuestamente, ya se había gastado y, por lo tanto, se podía destinar a pagar los gastos del 1-O. “Tienes que hacer un documento para justificar el cambio de partida del dinero, que ponga que tienes que hacer estos gastos o estos otros”, indica uno de los responsables del gasto de un área de la Generalitat al encargado de crear el censo de catalanes en el extranjero, tal y como recogen las grabaciones de llamadas ‘pinchadas’ por la Guardia Civil a instancias judiciales.

El concepto era lo de menos, porque la cuestión era justificar que ese dinero ya se había liquidado. Y como ya había desaparecido, se podía trasladar a las partidas ilegales con las que se financiaba el golpe de Estado separatista sin que, en principio, dejase rastro.

La llamada telefónica interceptada por la Guardia Civil y aportada ya al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona relata la conversación mantenida entre Xavier Puig Farré y una persona a la que la policía judicial identifica como “Blanca”. En esa llamada queda al descubierto el sistema que han estado utilizando los separatistas para trasladar partidas de dinero de un concepto a otro, a espaldas del control del Ministerio de Hacienda.

Tal y como recoge en su informe la Guardia Civil “Blanca le dice a Xavier Puig que hay 65.000 euros que no van a gastar en su departamento y que se los pasarán al departamento de Xavier Puig, pero que para ello tiene que hacer un documento para justificar el cambio de partida de dinero que lo justifique con algún gasto”. En ningún momento le dice qué concepto de gasto debe que poner. O si se debe esmerar en poner algo creíble. Daba igual.

El traspaso del dinero se tenía que realizar a finales de agosto y había prisa por tener cerrados los preparativos del golpe separatista del 1-O. Simplemente necesitaban cualquier “justificante” y, a partir de ahí, sacarían el dinero, “cambiarían el concepto y se lo trasladarían a la partida” que necesitaba Xavier Puig: esta partida no era otra que el registro de extranjeros que querían votar en el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Xavier Puig Farré era el responsable del área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, dependiente de la Directora de Servicios de la Secretaría General de Asuntos y Relaciones Institucionales, Exteriores y transparencia de la Generalitat catalana. Farré se había “encargado de supervisar la puesta a punto del registro de catalanes en el extranjero, que ha sido incluido en la página web referendum.cat, que fue activada por el Gobierno catalán el día 6 de julio de septiembre tras la aprobación del decreto de convocatoria de la consulta ilegal”. Pero tras analizar la citada web, “se observa como en la misma aparece un vínculo denominado ‘Com s’ha de votar’ y tras pincharlo se llega a otra pantalla dónde se específica, dando instrucciones claras, cómo tienen que proceder los electores catalanes residentes en el extranjero”.

Y allí, Puig Farré empieza a encontrar fallos, y concluye que necesita dinero urgente para solventarlos. Es en ese momento cuando recurre a la ayuda de otro departamento del Govern, que le indica inmediatamente y sin ningún tipo de extrañeza la solución: ellos “tienen 65.000 euros que no van a gastar”. Así que “emites un documento” para justificar “estos gastos o estos otros” y se cambia la partida de dinero.

Las órdenes de aprovecharse del FLA venían directamente de la cabeza de la Hacienda catalana, del secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvado Tenesa. Él era el responsable de construir la Hacienda catalana y al que la Guardia Civil considera un hombre fundamental dentro del golpe de Estado separatista. Y Salvado Tenesa no dudó en explicar previamente y ante la Asamblea Nacional Catalana que “el FLA no durará siempre y cuando seamos independientes no habrá FLA”. “Este ejercicio es estratégico”, añadió a mitad de mayo. Porque “necesitamos llegar con oxígeno. No podemos llegar al momento postreferéndum asfixiados financieramente”.

Las palabras de Salvadó Tenesa figuran también en las investigaciones aportadas por la Benemérita al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, como adelantó OKDIARIO. Salvadó Tenesa fue “diputado del Parlamento de Cataluña en el año 2012” y “secretario de Hacienda del Gobierno de Cataluña desde el 14 de enero de 2016”, como recoge la Guardia Civil.

Lo último en España

Últimas noticias