La Fiscalía belga ordena a la policía que arreste a Puigdemont aunque desconoce su paradero

puigdemont
Carles Puigdemont en un acto de Bruselas. (Foto: AFP).

La Fiscalía belga ha ordenado a la policía que arreste a Carles Puigdemont, aunque en estos momentos se desconoce el paradero del fugado de la justicia española. Según todos los indicios, el ex presidente de la Generalitat habría abandonado durante la noche del viernes Finlandia, país al que llegó el pasado jueves, con la intención de volver a su residencia en Waterloo.

Fuentes de la fiscalía belga consultadas por OKDIARIO afirman que ya han dado cumplimento a la Euroorden, con el fin de poner a Puigdemont a disposición de las autoridades belgas. A la vez reconocen que no saben dónde se encuentra en estos momentos el expresidente catalán y ni siquiera si ha vuelto a Bélgica como ha confirmado su abogado hace un rato.

Si no se presenta voluntariamente ante la Policia,  una vez localizado los agentes tendrán que detenerlo y ponerlo a disposición de la fiscalía. Para evitar esa detención, precisamente, Puigdemont podría haber evitado volver a su mansión de Waterloo, donde tiene fijada su residencia y es conocido por las autoridades belgas.

De esta forma, alojado en otro lugar, Puigdemont puede elegir el momento exacto de su entrega y medir los tiempos de su puesta a disposición judicial. La relación entre la fiscalía y los abogados del expresidente es tan buena, incluso, que algunas fuentes no descartan que llegaran a pactar el momento idóneo por ambas partes para su entrega.

Su abogado confirma la huida

Puigdemont ya tuvo que presentarse ante las autoridades belgas hace unos meses, cuando Carmen Lamela tramitó una orden de extradición sobre él. En aquella ocasión, para evitar ser detenido y demostrar que quería colaborar con la justicia, se presentó voluntariamente en una comisaría de policía junto con el resto de fugados.

Entonces la orden europea de detención se tramitó un viernes, la fiscalía la estudió el sábado y el domingo pasaron a disposición de los tribunales los cinco fugados. Pasadas las doce de la noche, tras más de doce horas, salieron en libertad en un furgón policial sin logotipos, como gesto de las autoridades belgas para evitar la presión mediática.

Pasadas las seis de la tarde de este sábado, el abogado Jaume Alonso Cuevillas ha confirmado que Puigdemont ha huido de Helsinki para evitar ser extraditado a España: “Confirmo que el presidente Puigdemont ya no está en Finlandia. Seguirá, como siempre, a disposición de la justicia belga, donde tiene fijada su residencia”, ha escrito en Twitter.

El delito de rebelión no está tipificado en el Código Penal belga, por lo que las autoridades de aquel país podrían acceder a entregar a Puigdemont a España, pero sólo para que sea juzgado por el delito de malversación. En cualquier caso, si antes no regresa a España, la Audiencia Nacional podría juzgarle en rebeldía por ambos delitos. En este caso, se le negaría la posibilidad de personarse en la causa.

Por su parte, atendiendo al requerimiento del juez Llarena, las autoridades de Escocia también han activado la orden de búsqueda contra la ex consellera de Educación Clara Ponsatí, quien se había colocado como profesora en la Universidad de Saint Andrews huyendo de la Justicia española.

Últimas noticias