Ayuntamiento de Barcelona

La CUP y ERC se niegan a celebrar el fin de ETA en el Ayuntamiento de Barcelona

Las dos regidoras de la CUP, Maria Rovira y Eulàlia Reguant, han abandonado sus escaños del Pleno para mostrar su rechazo a la declaración institucional del Grupo Popular para celebrar la desaparición de ETA. Una declaración que, por cierto, ha sido firmada por todos los grupos municipales del Ayuntamiento, menos la CUP y ERC.

Alberto Fernández, presidente del grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento Barcelona, ha leído en el Pleno municipal una Declaración Institucional para mostrar la satisfacción por la desaparición unilateral de ETA, efectiva y definitiva.

La declaración institucional, que no han firmado ni la CUP ni ERC, es la siguiente:

EL PLENO DEL CONSEJO MUNICIPAL

Dado que el pasado 4 de mayo de 2018, ETA anunció su disolución, sin en ningún caso, pedir perdón a todas sus víctimas ni tampoco aclarar aquellos crímenes que aún hoy están por resolver.

Dado que ETA ha evidenciado por fin que toda su historia ha sido un fracaso, pues no ha conseguido ninguno de los objetivos políticos que se marcó en su larga trayectoria criminal.

Dado que durante los 50 años de historia de esta banda criminal, se han producido 853 asesinatos (entre estos, 23 menores de edad), más de 2.500 heridos y 10.000 extorsionados, 86 secuestros (10 de los cuales terminaron con la muerte del secuestrado), y han sido más de 100.000 los exiliados los que tuvieron que abandonar Euskadi y Navarra por miedo a perder la vida. En Cataluña ETA mató 55 personas y dejó cientos de heridos.

Dado que entre las víctimas de ETA hay jueces, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y del Ejército, empresarios, políticos, periodistas, civiles, realizando atentados indiscriminados contra la población, como el que se produjo el 19 de junio de 1987 en el Hipercor de la Avenida Meridiana de Barcelona que causó 21 muertos (4 de ellos menores) y 45 heridos, o el de la Casa cuartel de la Guardia Civil en Vic, el 29 de mayo de 1991, ocasionando 10 muertos (5 de ellos menores) y 44 heridos, la mayoría de ellos civiles.

Dado que todavía hoy hay cerca de 300 crímenes, más de la tercera parte de las 853 vidas que se ha cobrado la banda terrorista en su medio siglo de terror, que aún no se han podido resolver, según el último informe que elaborar la fiscalía de la Audiencia Nacional en enero del 2017.

Por ello, y de acuerdo con lo establecido en los artículos 60.6, 65, 73.5 y 101.1 del Reglamento Orgánico Municipal del Ayuntamiento de Barcelona, ​​presentamos al Plenario del Consejo Municipal la siguiente:

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL

El Consejo Plenario del Ayuntamiento de Barcelona acuerda:

PRIMERO.- Mostrar su satisfacción por la desaparición de ETA, su disolución unilateral, efectiva y definitiva.

SEGUNDO.- Constatar que la acción terrorista de ETA ha causado dolor y pérdidas irreparables a miles y miles de personas, víctimas de una violencia injustificada e injustificable, y en este sentido, manifestó el apoyo y el reconocimiento a las víctimas de esta banda criminal durante los 50 años de su negra historia, y asumir el compromiso de mantener vivo el recuerdo de las víctimas del terrorismo.

TERCERO.- Mostrar el reconocimiento a los aparatos judiciales, políticos y policiales (estatales, autonómicos y municipales) que, en el marco del respeto absoluto de la ley han combatido a ETA y han contribuido a su derrota. Asimismo, reconocemos la labor, a menudo callada y poco agradecida, que desde la sociedad civil se ha llevado a cabo y que han sido clave en su derrota.

CUARTO.- Mostrar nuestro agradecimiento y apoyo a todas las organizaciones que durante años han defendido la dignidad de las víctimas del terrorismo; han mantenido viva su memoria y reivindicaron justicia para cada uno de los casos.

QUINTO.- Instar a los cuerpos policiales y los tribunales de justicia a seguir investigando aquellos crímenes perpetrados por ETA que aún hoy están sin resolver a fin de que ninguna quede impune.

SEXTO.- Constatar el fracaso de los que han pretendido con violencia, sembrando el terror, romper nuestra convivencia. ETA nunca debería haber existido, nadie puede tomar las armas para atacar a otras personas en la supuesta defensa de una idea o de un proyecto.

SÉPTIMO.- Sumarse a la iniciativa de mostrar el lazo azul, como símbolo de la lucha contra ETA y de compromiso permanente con las víctimas del terrorismo; por su dignidad, memoria, verdad y justicia.

OCTAVO.- Apelar a la necesidad de mantener la unidad de todos los demócratas frente a los asesinos y sus cómplices.

NOVENO.- Pedir al Gobierno de España que exprese el agradecimiento de la ciudadanía en Francia y en el resto de países de la Unión Europea por su compromiso y colaboración, que nos ha permitido derrotar a ETA.

Barcelona, ​​18 de mayo de 2018

Lo último en España

Últimas noticias