POLÍTICA

El ciclo electoral imparable del PP: Génova piensa en elecciones en Andalucía antes de verano

El PP no descarta elecciones en Andalucía antes de verano
Juanma Moreno y Pablo Casado.

El Partido Popular inicia el año político envuelto en un imparable ciclo electoral con el que Génova aspira a consolidar el camino de Pablo Casado hacia La Moncloa. A las elecciones en Castilla y León -el 13 de febrero- se suman las de Andalucía, aún sin fecha. Una cita clave para apuntalar esa estrategia e insuflar ánimo electoral. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ya señaló los meses de junio u octubre como posible calendario para los comicios, inicialmente previstos para el 27 de noviembre en caso de agotar la legislatura, y en Génova no descartan que tengan lugar más pronto que tarde. Los sondeos sitúan con claridad al PP como primera fuerza política, aunque la incógnita es el alcance de esa victoria y la dependencia final de Vox.

Las próximas elecciones autonómicas tienen para Génova una clara lectura nacional. Según la última encuesta de Data10 para OKDIARIO, el PP ganaría ahora mismo unas generales, con 119 diputados, 21 más que el PSOE, aunque necesitaría al partido de Abascal (60 escaños).

De ahí, que la organización esté centrada en esos comicios, que supondrán el primer termómetro para las aspiraciones de Pablo Casado. En Castilla y León, el partido roza la mayoría absoluta y Alfonso Fernández Mañueco apenas necesitaría la abstención de Vox para gobernar con holgura. Precisamente, el objetivo, como han insistido tanto fuentes regionales como del PP nacional, es «gobernar en solitario» frente a la pretensión de Vox de reclamar su presencia en los gobiernos si sus votos son decisivos.

Campaña nacional

Aunque la campaña está dirigida por el equipo de Mañueco, tendrá un fuerte componente nacional. Así, Pablo Casado participará en varios actos -aún sin precisar- y también lo harán otros barones, como la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso. Fuentes de la dirección descartan que ambos coincidan -«No ha sucedido nunca»- ya que se intentará diversificar los activos por todo el territorio.

Sobre el contenido, destacan que «los temas nacionales funcionan», por lo que la intención es contraponer el modelo del PP ante polémicas del Gobierno como la recientemente protagonizada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y su ataque a la ganadería española; o la subida imparable de la luz. Dos asuntos, destacan, que tienen un indudable impacto a nivel regional y que suscitan el interés de los castellano-leoneses.

«Efecto PP»

De ahí que las próximas campañas se perfilen también como un avance de la batalla entre Casado y Pedro Sánchez de cara a las generales. Un modelo que ya inició con éxito Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, enfocando sus críticas contra la gestión del presidente socialista. «El efecto Ayuso, el efecto Mañueco, es el efecto PP», subrayan desde Génova, insistiendo en un partido unido tras meses de ruido interno.

«Le mando un mensaje de desánimo a nuestros adversarios políticos. Aquí hay un PP que os va a hacer frente porque el PP va a ganar todas las elecciones que se convoquen en España a partir de este momento», avisó este lunes el secretario general, Teodoro García Egea, antes de asistir a un desayuno informativo de Díaz Ayuso. «La relación que tenemos con todos nuestros presidentes autonómicos es muy buena porque estamos orgullosos del trabajo que hacen», aseguró.

Precisamente, la imagen de Egea y Ayuso llegando juntos al acto -su reencuentro público tras la crisis abierta por el PP de Madrid- fue este lunes la más comentada de la crónica política. Según fuentes de Génova, fue un encuentro casual y ambos lo abordaron con «total normalidad». Las mismas fuentes destacan que ese es el tono que debe imperar ante un ciclo electoral de enorme trascendencia para el partido, en el que los esfuerzos deben ir enfocados a plantear la alternativa a Sánchez.

El congreso de Madrid, en el aire

La imagen pública, no obstante, no evita que las diferencias por el congreso del PP de Madrid persistan. Las elecciones en Castilla y León han contribuido a rebajar en gran medida el ruido interno, pero el cónclave sigue aún en el aire, sin fecha.

La presidenta madrileña ha insistido de forma reiterada en que ese congreso debe celebrarse cuanto antes, de cara a las elecciones autonómicas y municipales de 2023. Pero en Génova se insiste en los plazos marcados por la Junta Directiva Nacional y se sitúa más bien en mayo o junio.

La celebración de las elecciones castellano-leonesas ya han condicionado enormemente el calendario de congresos. De igual forma que lo harán las próximas andaluzas, si finalmente se adelantan al verano. Desde la dirección nacional insisten, pese a ello, en que el congreso de Madrid se celebrará «en tiempo y forma».

Lo último en España

Últimas noticias