El PSC asegura a ERC que está dispuesto a reconocer “las aspiraciones nacionales de Cataluña”

Miquel Iceta
Miquel Iceta, primer secretario del PSC. (Foto: EFE)
Comentar

El PSC asegura a ERC que está dispuesto a reconocer “las aspiraciones nacionales de Cataluña”. Lo ha hecho tres días después de poner la bandera de España en su nueva sede y de colocar la enseña nacional en el tiro de cámara principal para que todos los medios captasen el histórico momento.

Miquel Iceta colocó este pasado sábado la bandera de España en el Consejo Nacional del PSC. Nunca antes se había puesto la bandera de España en 39 años de historia del partido. Pero la emoción ha debido ser tal que, tres días después, el responsable de los socialistas en Cataluña ha decidido avalar las tesis nacionalistas como base de un acercamiento a los separatistas de ERC.

Iceta habló oficialmente de “diálogo” y de “interés” por las palabras del diputado Joan Tardá con el que mantuvo un contacto en el Congreso para avanzar en una potencial alianza con el PSC y Cataluña en Común-Podemos.
Pero lo cierto es que la conversación dio para bastante más.

El responsable socialista remarcó ante el portavoz de ERC sus compromisos electorales del 21-D. Es decir, el respaldo “a las aspiraciones nacionales de Cataluña”, siempre y cuando abandonen la “unilateralidad”. Porque si se abandona, aunque sea temporalmente, el deseo de realizar un referéndum ilegal y unilateral, lo cierto es que el PSC está dispuesto a apadrinar, desde una reforma financiera para enviar aún más fondos a Cataluña, hasta un completo plan de infraestructuras en el que se recupere la reclamación del Estatuto Catalán, pasando por la aceptación del término nación.

Y es que, como confirmó en su encuentro, “Cataluña es una nación plural y diversa y España una nación de naciones”. Iceta pidió a Tardá una “rectificación del mundo independentista”. Pero una rectificación con premio. Porque basta con que aparquen la vía unilateral para que PSC se convierta en un embajador, incluso, de un nuevo modelo de recaudación nacional denominado “consorcio tributario”, algo que permitiría acercar el modelo de financiación catalán al cupo vasco sin reformar la Constitución.

“Reconocimiento de Cataluña como nación”

El PSC, pese a la bandera de España en su consejo ha seguido manteniendo en sus últimas reuniones internas el “reconocimiento de Cataluña como nación y de España como un estado plurinacional”, una postura que, según sus tesis, “no tendría que romper la unión política de España”. Pero claro, vista esa unión política de una manera tan distinta de la actual que exigiría una “reforma constitucional”, como admiten internamente. Porque se trataría prácticamente de una unión de igual a igual.

Por eso, el PSC ha discutido en los últimos días -los mismos en los que decidía poner la bandera de España en el interior de su sede- que debe eliminarse la “judicialización de la política”. Porque, según su versión, el “conflicto” se ha enquistado por dos factores que casi llega a equiparar: “La Declaración Unilateral de Independencia” (DUI) del Parlamento de Cataluña y la “aplicación del artículo 155 de la Constitución Española por parte del Gobierno junto al encarcelamiento de buena parte del Govern”.

Por todo ello, Iceta sí es favorable a un pacto con ERC y con Podemos basado en “impulsar el desarrollo normativo del Estatuto de Autonomía”; la “recuperación de los artículos del Estatuto que fueron declarados inconstitucionales por el Tribunal Constitucional”, incluido el que reclamaba la creación de un Consejo de Justicia de Cataluña -lo que rompería el CGPJ nacional-; “revisar el sistema de financiación autonómica” para dar más fondos a Cataluña y “negociando una quita de la deuda”; y en “impulsar los consorcios tributarios”, un mecanismo que permitiría compartir competencias recaudatorias sin delegarlas, esquivando, así, que se le denomine por el momento de forma similar al concierto y cupo vasco.

Últimas noticias