Los casos de viruela del mono en Madrid: 30 confirmados y 39 sospechosos

viruela del mono
Siguen en aumento los casos de la viruela del mono en Madrid.

La Comunidad de Madrid registra 30 casos de viruela del mono confirmados con PCR positiva y otros 39 casos sospechosos que están en estudio, según fuentes de la Consejería de Sanidad.

El trabajo de rastreo realizado por la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha permitido determinar que la mayoría de los casos confirmados de viruela del mono en la región están asociados a una sauna de la capital, que fue clausurada en la tarde de este viernes.

Madrid es la comunidad que más casos ha detectado -30 ratificados de viruela del mono con PCR de laboratorio y otros 39 sospechosos-, y el rastreo de los contagios apunta a la sauna clausurada.

Cinco nuevas comunidades han detectado en las últimas horas casos sospechosos de la viruela del mono, con lo que ya son siete las autonomías que investigan contagios de esta enfermedad, de la que previsiblemente se irán confirmando nuevas infecciones, según han advertido las autoridades sanitarias.

Los departamentos de salud del País Vasco, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia han confirmado durante este viernes que investigan sus primeros casos sospechosos, que deben ser confirmados por el Centro Nacional de Microbiología en Majadahonda (Madrid).

Estos casos sospechosos se unen al primero que se detectó en Canarias y al brote de Madrid, el mayor hasta el momento.

Las cifras de casos confirmados y sospechosos en España:

Madrid: 30 confirmados y 39 sospechosos

Castilla-La Mancha: 1 sospechoso

Galicia: 1 sospechoso

Andalucía: 1 confirmado y 4 sospechosos

Canarias: 2 sospechosos

País Vasco: 1 sospechoso

Extremadura: 1 sospechoso

El Ministerio de Sanidad ha publicado este viernes el protocolo para la detección precoz y manejo de los casos ante la alerta de la viruela del mono. En el documento se asegura que se transmite principalmente por gotas respiratorias grandes y por el contacto directo con secreciones infectadas, y los casos deben permanecer aislados y bajo vigilancia.

Así, para los casos no hospitalizados se debe mantener al enfermo «en una habitación o área separada de otros convivientes hasta que todas las lesiones hayan desaparecido, especialmente si las personas presentan lesiones extensas o con secreciones o síntomas respiratorios», además de evitar el contacto físico y las relaciones sexuales. Además, recomienda que las lesiones estén cubiertas.

Al hilo, Sanidad ha concluido el uso de mascarilla quirúrgica «especialmente en aquellos que presenten síntomas respiratorios». Tampoco se podrá abandonar el domicilio, excepto para atención médica, y los convivientes deben evitar en lo posible el contacto con el caso y limitar las visitas a las imprescindibles.

Respecto a los casos que requieren ingreso hospitalario, el enfermo deberá estar «en habitaciones con presión negativa» o, al contrario, «en una habitación individual con baño incluido», y se debe mantener el aislamiento hasta que todas las lesiones hayan desaparecido».

El personal sanitario que atienda los casos o las personas que vayan a la habitación entrarán al aislamiento con el Equipo de Protección Individual (EPI) adecuado para precauciones de transmisión de contacto y aérea, además de utilizar mascarilla FFP2.

Lo último en España

Últimas noticias