Independentismo en Cataluña

Puigdemont sin grupo en la Eurocámara: en manos de Junqueras para tener poder en Bruselas

Carles Puigdemont y Toni Comín pretenden volver al Parlamento europeo para la sesión del 13 de enero, la primera a la vuelta de las vacaciones

Vídeo: ATLAS

Sólo un día después de la sentencia europea sobre la inmunidad de Oriol Junqueras, el ex presidente Carles Puigdemont y el ex conseller Toni Comín pudieron acceder al Parlamento Europeo. Lo hicieron con la invitación del partido Nueva Alianza Flamenca (N-VA). Ambos dirigentes cuentan ya con una acreditación provisional, y confían en poder acudir al primer pleno de la Eurocámara, a la vuelta de vacaciones, el 13 de enero. Sin embargo, su encaje en el hemiciclo aún es incierto: los dirigentes separatistas no tienen grupo, tras su expulsión, el año pasado, de la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) a iniciativa de Ciudadanos por los casos de corrupción de Convergència Democrática de Cataluña.

La intención del dirigente independentista es formar parte de Los Verdes-Alianza Libre Europea, el cuarto en escaños de la Eurocámara. Un grupo que alberga también a ERC y a En Comú Podem. De hecho, el eurodiputado de los ‘comunes’ es su vicepresidente.

El grupo no prevé estudiar la incorporación de Carles Puigdemont y Toni Comín hasta la vuelta de Navidad, aunque ya se ha generado debate.

En junio, los Verdes/ALE anunciaron la formación de su grupo con 75 diputados, entre ellos, Oriol Junqueras -entonces en prisión preventiva, pero sin Puigdemont ni Comín. Entonces, manifestaron que no se tomaría una decisión hasta que se aclarase si estos podrían finalmente asumir su escaño.

«Ecologismo»

No obstante, el propio Urtasun destacó entonces que el partido de Puigdemont y Comín es «la antítesis del ecologismo». «Con la política que está haciendo en Cataluña, JxCat tiene muy poca credibilidad» en los temas medioambientales, que son el principal foco del grupo de los Verdes/ALE, declaró el eurodiputado, que también aclaró que ambos «tienen derecho a ser eurodiputados».

Diana Riba, compañera de grupo, de ERC, se ha mostrado partidaria. Hace sólo unos días, conocida la opinión del Abogado General de la UE, la eurodiputada republicana ya se manifestó favorable a iniciar los trámites para aceptar al ex presidente catalán en el grupo.

Paradójicamente, en guerra abierta en el independentismo por el poder de la Generalitat, ERC resulta imprescindible para que Carles Puigdemont tenga más poder en Europa. Tener grupo es esencial para disponer de más visibilidad, tiempo de intervención o recursos materiales.

«Han tardado seis meses pero ya estamos aquí», se jactó este viernes el separatista, a su llegada al Parlamento. La secuela de la sentencia sobre Junqueras ha sido inmediata para el ex president, que vio cómo la Justicia europea revocaba un día después el fallo que les había impedido acceder a su escaño en la Eurocámara.

En el auto se sostiene que «no cabe excluir» a primera vista que la lista de eurodiputados electos del 13 de junio en la que aparecían Puigdemont y Comín fuera la proclamación oficial de los resultados de las elecciones europeas de mayo.

Pese a que el Parlamento permanecerá cerrado hasta enero, Puigdemont y Comín acudieron sin dilación a recoger su acreditación. El jueves, ya había anunciado que «no hay que malgastar ni un minuto». «Deberíamos llevar seis meses en el Parlamento Europeo. Nuestros ciudadanos no han tenido voto en decisiones importantes», reprochó.

Lo último en España

Últimas noticias