Ayuntamiento de Madrid

Almeida se une a la dinastía de alcaldes del PP que inauguró Álvarez del Manzano en 1991

Almeida se une a la dinastía de alcaldes del PP que inauguró Álvarez del Manzano en 1991
José Luis Martínez-Almeida con los alcaldes del PP que le han precedido

La fotografía del nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con José María Álvarez del Manzano, Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella resume la hegemonía que el PP mantiene en el Ayuntamiento de Madrid desde 1991, con la única excepción del cuatrienio de Manuela Carmena que desde hoy es historia.

Álvarez del Manzano y Gallardón encadenaron cinco mayorías absolutas consecutivas desde 1991 y hasta 2015. Eran años en los que el PP dominaba la política madrileña sin apenas rival. Hasta que el bipartidismo saltó por los aires, Podemos y Ciudadanos emergieron como alternativa a los partidos tradicionales y el mapa político cambió, quién sabe si para siempre.

El PP recupera la Alcaldía de la capital de España con el peor resultado de su historia. Pero ahora las reglas del juego han cambiado. Ya no se trata de quién gana las elecciones, sino de quién termina gobernando. Esperanza Aguirre, ganando, no pudo ser alcaldesa en 2015. Hoy, el concejal que la sucedió al frente del grupo municipal en 2017, luce el bastón de mando gracias a que, si bien Carmena le superó en votos, quien no lo hizo fue Begoña Villacís, su socia de gobierno.

La de Ciudadanos ha porfiado hasta el último momento para alcanzar una Alcaldía de la que el PP se ha negado a desprenderse, ni siquiera en la fórmula turnista de dos años para cada uno, aferrándose a los 83.000 votos con los que Martínez-Almeida aventajó a Villacís el 26-M.

Con cinco formaciones políticas en el Pleno municipal, Madrid volverá a ser gobernado en coalición por primera vez desde que AP y CDS lo hicieran entre 1989 y 1991 tras derrocar al socialista Juan Barranco, el heredero de Enrique Tierno Galván. Entonces fue el centrista Agustín Rodríguez Sahagún, con sólo 8 concejales frente a los 20 de AP, quien ocupó el primer sillón de la Plaza de la Villa.

"Sólo vale ganar, ganar y volver a ganar", parafraseó el rojiblanco Martínez-Almeida a Luis Aragonés durante su discurso de cierre de campaña. Este joven abogado del Estado, el menor de seis hermanos, soltero y aficionado al golf cuando su Atleti se lo permite, ya está en la dinastía de alcaldes del PP que gobiernan Madrid desde el siglo pasado.

Lo último en España

Últimas noticias