Rivera comunicó a Casado el pasado lunes que no habrá España Suma

Ciudadanos (C’s) ha debatido internamente y ya ha fijado su postura sobre el proyecto España Suma. Albert Rivera comunicó el pasado lunes a Pablo Casado que no aceptará bajo ningún concepto el proyecto planteado por el PP. Así se lo hizo saber en la reunión que ambos líderes mantuvieron en el Congreso de los Diputados. Esta fórmula es una de las principales bazas electorales que ha lanzado el partido liderado por Pablo Casado de cara a las próximas elecciones generales del 10-N.

Un proyecto pensado para unificar listas del centro derecha y, de este modo, conseguir evitar la pérdida de escaños provocada por el fraccionamiento del voto y el sistema electoral español. Sin embargo, tal y como han venido confirmando desde C’s en los últimos días, la postura del partido de Rivera es irrevocable. De esta forma, se cierra todo el debate público abierto sobre la posibilidad de una alianza preelectoral que englobe tanto a los populares como a los miembros de la formación naranja, así como, incluso, a los representantes electos de VOX.

El PP no había querido trasladar aún ese ofrecimiento a los miembros del partido de Santiago Abascal ante la evidente imposibilidad de lograr un acuerdo conjunto con C’s y VOX. Recordemos, además, que el partido naranja se negó sistemáticamente a firmar un documento conjunto con los de Abascal en las últimas y recientes negociaciones autonómicas y locales.

Por ese motivo, el equipo de Casado prefirió tramitar su proyecto España Suma inicialmente y de forma exclusiva con Rivera. Sin embargo, el proyecto no nació bien porque, desde el primer momento, los dirigentes de C’s aseguraron que no tenía futuro y que su partido “era diferente”.

Por ello, desde el inicio, Rivera marcó distancias con el intento de aglutinar listas. No obstante, y pese a esa oposición de los naranjas, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, ha seguido defendiendo la necesidad de aglutinar listas, al menos para el Senado, una Cámara donde el centro derecha ha perdido el predominio para regalárselo a la izquierda.

Ahora, la oposición clara de C’s deja el proyecto en el dique seco. De hecho, VOX ha señalado recientemente que ellos ni tan siquiera podían evaluar convenientemente el España Suma porque no habían sido invitados formalmente, cosa que sí había ocurrido con C’s. Es más, desde VOX también habían filtrado que consideraban su partido excesivamente diferente como para entrar en esa unificación de listas.

Con todo ello, la posibilidad de evitar el fraccionamiento del voto parece claramente destinada al fracaso. Y todo ello, pese a que están totalmente identificadas 24 circunscripciones en las que un acuerdo entre las tres formaciones políticas podría evitar una pérdida de voto y un claro aumento del número de escaños del centro derecha. Todo un aliciente en unas elecciones en las que parece que el partido hegemónico volverá a ser el PSOE.

Lo último en España

Últimas noticias