Narbona cargó a Acuamed una campaña de publicidad de 7 millones para “quebrar el discurso del PP”

Cristina Narbona, Pedro Sánchez y Adriana Lastra
Cristina Narbona, Pedro Sánchez y Adriana Lastra. (Foto: EFE)

Cristina Narbona cargó a Acuamed una campaña de publicidad de 7 millones de euros con un único fin político. Como reconoce el documento judicializado al que ha tenido acceso OKDIARIO, el fin último de la campaña de la empresa pública de aguas no era otro que "la quiebra interna del discurso de la oposición", es decir, del Partido Popular.

El Informe de Actividades 2007 de Acuamed, incorporado ya al sumario judicial, y al que ha tenido acceso OKDIARIO, vuelve a disparar las evidencias de que la empresa pública bajo mando de Cristina Narbona –ministra de Medio Ambiente en 2007– multiplicó sus gastos publicitarios con el fin de albergar una financiación ilegal de la campaña del PSOE y Zapatero a las generales de 2008. Durante ese año 2007 el volumen de gasto interno en la sociedad pública se disparó para acometer más de siete millones en gastos publicitarios con el informe en contra de la Intervención. Y se hizo, como refleja el propio documento que hoy revela este diario, para lograr “la quiebra interna del discurso de la oposición”. La oposición era, evidentemente, el PP.

La frase figura sin disimulo en la página 16 del documento “Informe de Actividades 2007: Impacto de la comunicación sobre la percepción del Programa AGUA y sus actuaciones”. Allí se puede leer que “el discurso pro trasvase genera fricciones entre los niveles autonómico, nacional y local en la oposición”. Y añade: “Su solución a este conflicto interno (redirigir esfuerzos sólo a criticar la desalación) nos beneficia porque es el debate que queremos”. Pero ese debate no era una cuestión de Acuamed, como señaló la Intervención al descalificar el gasto por no ser el objeto de la sociedad pública gestora de las desaladoras. Lo era de Zapatero, que quería evitar la pérdida de voto en el Levante por culpa del plan de las desaladoras. Lo era, por lo tanto, y en definitiva, del PSOE.

Narbona cargó a Acuamed una campaña de publicidad de 7 millones para “quebrar el discurso del PP”

El 26 de febrero de 2008, el director de Relaciones institucionales de ACUAMED, Joan Navarro, expuso al Consejo de Administración de ACUAMED los “logros” de la campaña llevada a cabo en 2007 con un informe anual de las actividades promovidas por su departamento en 2007.

El informe era el citado documento titulado ‘Impacto de la comunicación sobre la percepción del Programa AGUA y sus actuaciones’. Un documento que pone de manifiesto que desde el Ministerio dirigido entonces por Cristina Narbona -responsable de Acuamed- se encomendó a la empresa de las desaladoras la gestión de los actos publicitarios asociados al programa del Gobierno que sustituyó al trasvase del Ebro, buscando un arma de estrategia política de “quiebra interna del discurso de oposición ( del Partido Popular)” ( pagina 16 del Documento).

Narbona cargó a Acuamed una campaña de publicidad de 7 millones para “quebrar el discurso del PP”

El documento hace un análisis de los primeros actos de comunicación del programa AGUA (2004-2006) y, a continuación, se explaya en el impulso dado en 2007 para a continuación alardear del éxito alcanzado y exponer todas las actividades llevadas a cabo.

Se pone con ello en evidencia que el irracional y desmesurado gasto realizado por Acuamed en publicidad no buscaba el interés de esta sociedad como habría sido el caso en cualquier empresa: buscaba el interés partidista del Ministerio dirigido por Narbona y su presidente Zapatero que se preparaba ya para las elecciones generales de 2008.

Siete millones en contratos bajo sospecha

Esta y otras evidencia figuran ya en la documentación de la denuncia presentada por financiación ilegal del PSOE a través de Acuamed. Una denuncia que aporta una prueba clave para entender la importancia que dio a aquellas operaciones –investigadas ya por la Justicia y la UCO de la Guardia Civil– la responsable máxima de la sociedad pública, Cristina Narbona. Y es que Acuamed no tenía capacidad económica para conceder en 2007 –el año previo a las elecciones generales– 7,45 millones en contratos publicitarios sospechosos.

Pero, pese a las trabas económicas, Acuamed lo hizo desafiando el más mínimo rigor en la gestión económica y asignó ese importe en contratos publicitarios pese a que provocó con ello unas pérdidas a la empresa pública de 7,3 millones.

Esta denuncia muestra cómo en el año 2007 se gastaron 7,45 millones de euros en publicidad. La suma de las cuantías gastadas, de hecho, pone de manifiesto que en el periodo 2006-2009 el gasto en concepto de publicidad ascendió a 13,96 millones de euros. Como señala el propio informe, superados esos “años de alegrías”, en los sucesivos ejercicios, esa cifra se mantuvo en torno a 200.000 euros al año. Toda una diferencia.

“Los importes de gastos de publicidad y de ingresos obtenidos por ACUAMED que han servido para elaborar el gráfico anterior se muestran en la tabla siguiente [tabla que hoy reproduce OKDIARIO], que también muestra el resultado de cada ejercicio (el resultado con una cifra negativa representa una pérdida económica, así ACUAMED perdió en 2007 más de 7,3 millones de euros)”, subraya la denuncia presentada por uno de los imputados en el caso, el ex director de Acuamed Arcadio Mateo del Puerto.

Acuamed

“La consecuencia del gasto desmesurado de publicidad en 2007, por importe de 7,45 millones de euros, resultó ser que la cuenta de resultados que estaba equilibrada en 2006 presentaba en 2007 unas pérdidas de más de 7,34 millones de euros”, aclara. Y señala por último el dato relativo en proporción a la facturación: porque en 2007 las decisiones avaladas por Narbona supusieron un gasto en publicidad del “74,19% de los ingresos anuales”.

Hay que recordar que Cristina Narbona cargó además 7,5 millones en gastos de publicidad de Acuamed a las empresas concesionarias de las desaladoras que coordina esta empresa pública. En aquella época -2007-, Narbona era ministra de Medio Ambiente -hoy es la presidenta del PSOE de Pedro Sánchez-. Acuamed era una empresa pública dependiente de ella y sus gastos de publicidad se dispararon justo antes de los comicios que apuntalaron una segunda legislatura de Rodríguez Zapatero.

Así, otros 13,96 millones de euros cargados directamente en la contabilidad de Acuamed a través de una red de 47 contratos están siendo ya investigados por la Justicia a raíz de una denuncia que apunta a su uso como pagos para financiar la campaña electoral del PSOE en las elecciones generales de 2008. La UCO investiga por su parte y dentro del sumario de Acuamed siete millones más que, en vez de ir a las cuentas de Acuamed, acabaron siendo financiados por las empresas concesionarias de las desaladoras de la empresa pública gracias a la iniciativa personal de Narbona. Y todo ello hace un total, por ahora, de más de 21 millones de euros.

Últimas noticias