España

El Gobierno de Ximo Puig “quiere impedir” que se imparta Religión en los colegios

El Gobierno de Ximo Puig “quiere impedir” que se imparta Religión en los colegios
El secretario general del PSPV-PSOE y president de la Generalitat, Ximo Puig (Foto: Efe)
0 Comentar

La Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana pone trabas a la contratación de nuevos profesores de religión. Así lo denuncian distintos profesores de esta materia. Según ha sabido OKDIARIO, el Gobierno de Ximo Puig “ha cambiado las reglas del juego para entorpecer el acceso de estos profesionales al mundo de la enseñanza religiosa”.

En este sentido, fuentes consultadas por este diario, aseguran que se trata de una estrategia para “impedir que en los colegios se den clases de religión”.

Es el caso de Silvia López, una licenciada en Ciencias Religiosas que acababa de recibir una oferta para realizar una sustitución en un instituto valenciano, que asegura que desde el departamento no le permiten incorporarse al puesto por carecer de certificados que hasta hace apenas un mes no eran necesarios para acceder a la enseñanza de la religión.

Como denuncia Silvia, “hace tres semanas, de viva voz y sin aviso escrito”, la Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana comunicó al Arzobispado de Valencia que los nuevos profesores de religión que se contratasen debían contar con el CAP (Certificado de Actitud Pedagógica), o en su defecto haber cursado un Master Universitario de Formación del Profesorado de Educación Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y de Enseñanza de Idiomas. A todo esto se suma el conocido como DECA (Documento de Idoneidad Eclesiástica), que extiende la Conferencia Episcopal Española.

Silvia, que además de su licenciatura cuenta con dos master, asegura que estos requisitos son “ilegales”, ya que “los profesores de religión son contratados por la Consellería, y no funcionarios”, por lo que no se les puede exigir lo mismo que a aquéllos. Critica además que esta decisión se haya tomado “a tres o cuatro meses de acabar el curso”, lo que en sus palabras supone “otra manera de cerrar” el acceso de los estudiantes a la asignatura de Religión.

Y es que Silvia ve una clara intencionalidad política en estas nuevas trabas para los docentes de religión. Asegura que ha pedido explicaciones sobre su caso ante el departamento de Contrataciones de la Consellería de Educación, y que la respuesta ha sido “cerrarse en banda”. No obstante, esta profesora advierte de que no cejará en su empeño: “ni pensarlo”, sentencia, sabedora de que cuenta con el apoyo del Arzobispado de Valencia, que ya ha iniciado contactos con la Consejería para interesarse por el caso. Por su parte, ha comunicado a todas las partes de que está “a punto” para incorporarse a su nuevo puesto en cuanto se le comunique.

Como ha sabido OKDIARIO el número de plazas de sustitución vacantes en estos momentos por estos motivos sigue aumentando, por lo que varios colegios se encuentran con la situación de no poder impartir esta asignatura.

Últimas noticias

Lo más vendido