Seguridad Social

El ingreso mínimo colapsa el pago de las pensiones: se triplica el tiempo para tramitarlas

El ingreso mínimo colapsa el pago de las pensiones: se triplica el tiempo para tramitarlas
El ingreso mínimo colapsa el pago de las pensiones: se triplica el tiempo para tramitarlas

El Ingreso Mínimo Vital (IMV), medida estrella de Podemos, se ha situado en las últimas semanas en el centro de la polémica, como consecuencia de las numerosas críticas recibidas por miles de familias que tratan de acceder a esta ayuda sin éxito. Sin embargo, este no es el único problema ya que fuentes de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) aseguran que este ingreso ha colapsado el sistema, retrasando la gestión de otro tipo de prestaciones como las pensiones. 

«El IMV ha colapsado el sistema, actualmente no damos a basto. Es imposible sacar adelante otras prestaciones más antiguas, como las  jubilaciones, las ayudas a la orfandad, viudedad, o maternidad y paternidad. Eso tipo de ayudas se estaban aprobado en unos tiempos récord. En el caso de una pensión ordinaria se estaba gestionando en 15 días, y actualmente ya se tarda hasta mes y medio», protestan desde CSIF.

Algunos de los trabajadores encargados de tramitar las solicitudes del ingreso mínimo explican a este diario que el problema es que se trata de una prestación, con una proceso de solicitud muy complejo. Por este motivo estiman que se tardan 45 minutos en gestionar un expediente en el que toda la documentación se haya presentado de forma correcta, algo que como señalan «no está sucediendo».

Otro de los factores al que los empleados atribuyen parte del colapso que vive la Seguridad Social es el Gobierno cambia continuamente los pasos a dar a la hora de presentar la solicitud. «Todas las novedades que anuncian, las tenemos que tener en papel no vale con que salga el ministro y se lo comunique a los medios de comunicación», defienden desde CSIF.

Plantilla

Hay que tener en cuenta que el Ejecutivo lanzó una semana antes del 15 de junio (fecha en la que comenzó el proceso para solicitar el IMV) un simulador para que los ciudadanos pudieran comprobar si podían optar a esta ayuda. En los cuatro primeros días, el simulador superó las tres millones de visitas, motivo por el cual los afectados denuncian que la situación se debía haber previsto.

Otro de los principales problemas es la cantidad de trabajadores con los que cuenta la Seguridad Social. «El colapso se veía venir. La Seguridad Social ya estaba abocada a un desastre porque en los últimos 10 años se ha perdido más del 21% de la plantilla. El personal actual no puede gestionarla carga actual de trabajo. Y la realidad es que ya se ha incorporado toda la plantilla de forma presencial», señalan desde CSIF.

Tal y cómo destacan los empleados a este diario, se están resolviendo cuatro o cinco solicitudes del IMV de media por empleado a la semana. Además, las citas previas también están saturadas, tal y como han denunciado numerosos usuarios, y se están dando para dentro de tres meses.

Modificaciones

Esta misma semana el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones anunció que está preparando unos «pequeños ajustes normativos» con los que ampliará el plazo para recibir respuesta a las solicitudes del ingreso mínimo, que empezarían a caducar desde este martes por silencio administrativo. El objetivo es que no caduque ninguna de las presentadas y «agilizar los trámites» ante el elevado número de expedientes.

Asimismo, el Ministerio ha anunciado que aquellas personas que aún no han solicitado esta ayuda y presenten la solicitud hasta el próximo 31 de diciembre cobrarán las nóminas desde el 1 de junio, ya que se va a ampliar el plazo de retroactividad de los efectos económicos.

Finalmente, otra de las medidas anunciadas por el Ministerio en sus redes sociales es que el requisito de estar inscrito en las listas de los Servicios Públicos de Empleo se convertirá en una obligación posterior a la solicitud. Hasta el momento, se han recibido más de 900.000 solicitudes, de las cuales han tramitado 330.000 y ya hay 85.000 familias (270.000 personas, la mitad niños) que lo reciben.

Lo último en Economía

Últimas noticias