Economía

Desplome histórico del PIB en el primer trimestre: el INE confirma un 5,2% de caída

En tasa interanual, el PIB del primer trimestre se contrajo un 4,1%, frente al repunte del 1,8% del trimestre anterior. Se trata del mayor retroceso desde el segundo trimestre de 2009, cuando la economía española se contrajo un 4,4% interanual. No se registraban datos negativos de PIB desde finales de 2013.

La crisis del coronavirus ya hizo mucho daño a la economía española durante el primer trimestre, a pesar de que la reacción tardía del Gobierno no instauró el confinamiento hasta la segunda quincena del mes de marzo. Según el Instituto Nacional de Estadística, el PIB tuvo su mayor desplome desde que arrancó la serie histórica en 1970, con un 5,2% de caída.

Hasta ahora, el mayor desplome fue en el primer trimestre de 2009 con un 2,6%.

El INE ha confirmado estos datos de Contabilidad Nacional del primer trimestre, similares a los avanzados a finales de abril.

En recesión

La recesión ya es segura en España, pues en términos técnicos una recesión viene con dos trimestres seguidos de retroceso en el PIB. Este segundo trimestre el derrumbe se da por descontado debido a que España ha sufrido uno de los confinamientos más severos de Europa, que paralizaron  numerosas actividades económicas como consecuencia de la declaración del estado de alarma.

En los tres trimestres precedentes (segundo, tercero y cuarto trimestre de 2019), la economía española venía creciendo a tasas del 0,4%.

La demanda nacional quitó 3,7 puntos a la variación interanual del PIB en el primer trimestre, 5 puntos menos que el cuarto trimestre

En tasa interanual, el PIB del primer trimestre se contrajo un 4,1%, frente al repunte del 1,8% del trimestre anterior. Se trata del mayor retroceso desde el segundo trimestre de 2009, cuando la economía española se contrajo un 4,4% interanual. No se registraban datos negativos de PIB desde finales de 2013.

La demanda nacional

La demanda nacional restó 3,7 puntos a la variación interanual del PIB en el primer trimestre, 5 puntos inferior a la del cuarto trimestre. Por su parte, la demanda externa restó 0,4 puntos, nueve décimas menos que en el trimestre pasado.

Los datos trimestrales muestran un hundimiento del consumo de los hogares del 6,6%, frente al crecimiento del 0,1% del trimestre anterior. Por el contrario, el gasto público pisó el acelerador entre enero y marzo y creció un 1,8%, su mayor alza en doce años, concretamente desde el primer trimestre de 2008. Por su parte, el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro y al servicio de los hogares avanzó un 0,8%, cinco décimas más que en el trimestre precedente.

La inversión, por su lado, registró en el primer trimestre su mayor caída en once años (desde el segundo trimestre de 2009), al retroceder entre enero y marzo un 5,7%.

El INE señala que la situación provocada por el coronavirus hace que ciertas variables, como las horas efectivamente trabajadas, sean más relevantes en los momentos actuales a la hora de medir la evolución del empleo. «Se considera que esta variable, frente a los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, es la que refleja de manera más clara los efectos inducidos en el empleo por el brote de Covid-19 y las sucesivas medidas adoptadas», apunta.

El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, cayó en el primer trimestre un 5% respecto al trimestre anterior. Esta tasa es de menor magnitud que la de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (del -1,9%, lo que supone 2,8 puntos menos que en el cuarto trimestre) debido a la reducción que se observa en las jornadas medias a tiempo completo (-3,1%).

En términos interanuales, las horas trabajadas decrecen un 4,2%, tasa 5,6 puntos inferior a la del cuarto trimestre de 2019. Por su parte, los puestos equivalentes a tiempo completo retroceden un 0,6%, 2,6 puntos menos que en el cuarto trimestre, lo que supone que en un año se han destruido 102.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

Lo último en Economía

Últimas noticias