Criptomonedas

El Bitcoin llega a máximos gracias a los inversores institucionales: ¿alcanzará los 100.000 dólares en 2021?

Criptobubble: ¡De héroes a villanos!
Imagen de algunos bitcoins.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El Bitcoin ha comenzado el 2021 a lo grande. La criptomoneda reina ha vuelto a marcar un nuevo récord histórico este jueves, rozando los 38.000 dólares, y tras aplicar un correctivo de hasta el 17% a comienzos de año. La volatilidad es -precisamente- una de las características intrínsecas de esa criptodivisa. De hecho, su oscilación es hasta tres veces mayor a la de un activo normal. Con ello, algunos expertos aseguran que el Bitcoin podría llegar a los 100.000 dólares a lo largo de 2021.

Pero, ¿realmente es factible que el Bitcoin alcance los 100.000 dólares? Desde la plataforma Bit2ME no lo descartan, e incluso van más allá. Creen que la criptomoneda podría llegar hasta los 500.000 dólares en un futuro. «Ocurrirá en cuanto empiece a entrar dinero de grandes empresas, de bancos o se ofrezcan servicios por parte de las instituciones. En estos momentos estamos en un ciclo totalmente diferente al del 2017, en el que el Bitcoin probablemente se posicionará como valor refugio y compita directamente como el oro».

El inversor estadounidense en criptomonedas, Anthony Pompliano, cofundador de Morgan Creek Digital, fue el que lanzó su agresiva previsión sobre el futuro de la criptomoneda utilizando el mismo argumento. «Si consigue atraer a inversores cada vez más grandes, si hay un vuelco y esto se convierte en el consenso del mercado, no me sorprendería ver algo incluso superior a los 100.000 dólares», decía a finales de noviembre.

Empresas cotizadas, grandes inversores, family offices e incluso aseguradoras han apostado por el Bitcoin en los últimos meses

Por aquel entonces, muchos se llevaron las manos a la cabeza, pero lo cierto es que hasta la firma de inversión JP Morgan ha dicho recientemente que la criptomoneda reina podría superar los los 100.000 dólares. En concreto, cree que puede alcanzará los 146.000 dólares a largo plazo si se establece como activo refugio, y consideran al Bitcoin como una alternativa a la depreciación del oro.

Nuevo perfil del inversor 

El nuevo perfil del inversor es lo que hay llevado al Bitcoin a a sus máximos históricos. En los últimos meses han entrado en la criptomoneda empresas cotizadas, grandes inversores, family offices e incluso aseguradoras, que lo han incorporado a sus portfolios. «Ahora, desde ha empezado a participar un inversor institucional. Hay menos operaciones, pero son más grandes. Desde hace unos meses, por ejemplo, en Estados Unidos muchas compañías lo incluyen en sus carteras como una forma de diversificar. Los inversores saben cuál es su apuesta», explica Javier Molina, portavoz para España de eToro a este periódico.

La criptomoneda reina marcó su récord histórico el pasado domingo, rozando los 35.000 dólares y tras revalorizarse más de un 300% en el año

El Bitcoin también ha acelerado su rally alcista debido a las políticas expansivas que están poniendo en marcha los bancos centrales.»El dinero que este años están imprimiendo los bancos centrales ha sido mayor que en los últimos diez años. Las empresas y fondos que tiene dinero líquido en dólares o euros  se refugian en el Bitcoin frente a la potencial inflación que podemos ver en los próximos años», explica Javier Pastor, CSO de la plataforma Bit2ME.

Todo esto sucede, en un entorno donde los bancos centrales también están trabajando en sus monedas digitales, lo que apoya el nuevo paradigma digital de las finanzas. Entre los bancos que están explorando esta alternativa destacan el Banco Central Europeo, la Fed o los bancos de Canadá, Japón o China.

Hace casi un año, el Banco Central Europeo (BCE) anunció que había creado un grupo de trabajo con otros seis bancos centrales para valorar la creación de divisas digitales. Las autoridades monetarias se comprometieron a compartir cualquier decisión de diseño técnica, funcional y económica, y a explorar la posible «interoperabilidad transfronteriza» de este tipo de divisas.

Habrá más especulación 

Aunque todos los expertos recuerdan que la especulación seguirá estando presente en las criptomonedas, lo cierto es que el Bitcoin ha reducido considerablemente su volatilidad desde 2009. «Los movimientos a la baja que hemos visto en los últimos días son normales entre comillas, pero no tienen nada que ver con la volatilidad que vimos en 2017 y 2018».

Por su condición, desde eToro explican que el Bitcoin no se puede considerar una reserva de valor. «Tiene demasiada volatilidad y hay que tener en cuenta los bajos niveles de liquidez. Pero lo que sí que tiene sentido es, desde un punto de vista de diversificación, en un entorno de alta liquidez global y falta de alternativas de inversión. La industria de inversión ha visto que este puede ser un instrumento para diversificar».

Lo último en Economía

Últimas noticias