Supermercados DIA

Avalancha de ventas de bonos en DIA: el precio se desploma un 40% en una semana

Dos de las tres emisiones de deuda de la empresa, de 300 millones cada una, han cerrado este miércoles con una caída del 45% respecto a hace una semana

En la tercera, de la que quedan pendientes 305 millones, el desplome es menor: un 30%

DIA
Mikhail Fridman quiere lanzar una OPA a DIA.

La cotización de las emisiones de deuda de Supermercados DIA se ha desplomado hasta un 40% en apenas una semana. En concreto, dos emisiones de 300 millones de euros, que vencen en 2021 y 2023 respectivamente, han pasado de valorarse en casi 100 euros hace una semana a 55 euros a cierre de este miércoles.

Esto quiere decir que un inversor que entrara al principio de la emisión con 1.000 euros, si ahora quiere venderlo obtendría 550 euros, una pérdida del 45%. Hace una semana, si hubiera vendido ese mismo bono hubiese obtenido 930 euros.

Avalancha de ventas de bonos en DIA: el precio se desploma un 40% en una semana

Como se ve en la imagen, a cierre de este miércoles el precio de compra es de 60 euros y el de venta, de 55,31 euros. Esta emisión de bonos de 2016 es de 300 millones, con un cupón al 1% que vence en 2021, y el 17 de octubre el precio de venta era de 93 euros. En situación similar se encuentra la otra emisión de 300 millones de euros, que vence en 2023, y que se emitió con un cupón al 0,85%.

La tercera emisión de deuda en el mercado, realizada en 2014, fue de 500 millones con un cupón del 1,5%. Aún quedan pendientes 305 millones después de que el año pasado la compañía amortizara 200 millones de forma adelantada. La cotización de esta emisión está un poco mejor: este miércoles ha cerrado a 70,75 euros en caso de querer vender.

Esto significa que el inversor que quiera vender obtendría 707 euros por cada 1.000 euros invertidos. Hace solo cinco días estos bonos cotizaban al 100%. El precio en caso de venta era de 100 euros por lo que la pérdida en solo una semana es del 30%.

¿Quiebra?

La evolución de los precios de esta deuda anticipa que los bonistas, inversores más cualificados y supuestamente mejor informados que los minoritarios de la Bolsa, no confían en que DIA vaya a salir del atolladero financiero en el que se encuentra. "Los precios bajan porque se está produciendo una avalancha de ventas importante en la última semana", asegura un analista.

"Los bonistas están anticipando de alguna manera que temen una falta de liquidez de la empresa o incluso una quiebra como ha dicho una entidad y que no va a poder recuperar el dinero que invirtió en esos bonos. Mejor un poco ahora que nada después", insisten en el mercado.

Como ha publicado este periódico, el problema de la compañía es la caída de las ventas y el aumento de la deuda, que golpea su ratio ebitda sobre deuda neta ajustada y lo situará probablemente ya este año por encima de las 3,5 veces. Eso significa que tendrá que aportar más garantías para estas emisiones de deuda porque ese es el límite de los seguros. A junio, este ratio se disparó ya a 2,4 veces. El martes 30 la compañía dará los resultados del tercer trimestre, claves para determinar el futuro de la empresa.

Fridman

De poco ha servido que el ruso propietario ya del 29% de la empresa, Mikhail Fridman, anunciara este martes que ha adquirido el 14% de la empresa que tenía en derivados a un precio unitario de 3,64 euros -operación realizada el viernes, 19 de octubre-. Fridman se ha gastado 316 millones de euros en esta adquisición, casi lo que vale todo DIA en Bolsa actualmente -425 millones-.

Pese al movimiento de Fridman, la acción ha seguido en caída libre y este miércoles ha cerrado a 0,69 euros, un 5,65% menos.

Lo último en Economía

Últimas noticias