Sistema financiero

Los accionistas de CaixaBank y Bankia votan la fusión esta semana

accionistas
Bankia y CaixaBank.

La fusión entre CaixaBank y Bankia da un paso más esta semana. Las juntas de accionistas de ambas entidades se reúnen en los próximos días para votar su unión. El futuro banco resultante será el mayor por activos de España. La primera fecha marcada en rojo en el calendario es el 1 de diciembre. Ese día, la junta de Bankia se reúne en el Palacio de Congresos de Valencia a partir de las 12 horas para decidir la fusión por absorción de Bankia por parte de CaixaBank, con la extinción de la primera y el traspaso en bloque de todo su patrimonio, a título universal, a la segunda.

Esa misma semana, el jueves, 3 de diciembre, a las 11 horas, será el turno de CaixaBank. La junta extraordinaria de accionistas del banco catalán se reúne también en el Palacio de Congresos de Valencia para decidir sobre la fusión.  Cuando los accionistas de ambas entidades hayan dado vía libre a la fusión, será las autoridades regulatorias las que tengan que dar su visto bueno al proyecto. Con todo ello, se espera que la unión entre CaixaBank y Bankia se complete en el primer trimestre de 2021.

¿Cuál será la ecuación de canje? Conforme a lo acordado, la ecuación de canje de la transacción se ha fijado en 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada acción de Bankia, con una prima del 20%. Así las cosas, los accionistas de la entidad catalana representarán el 74,2% del capital de la nueva entidad y los de Bankia, el 25,8%.

CaixaBank realizará una ampliación de capital por un importe máximo de 2.079 millones de euros mediante la emisión de nuevas acciones con el objetivo de atender al canje de los títulos de Bankia en el proceso de fusión por absorción.

CriteriaCaixa, entidad controlada al 100% por la Fundación Bancaria La Caixa, se mantendrá como accionista de referencia de la nueva CaixaBank con alrededor del 30% del accionariado, mientras que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) alcanzará el 16,1%, desde su participación superior al 60% que mantiene actualmente.

CaixaBank realizará una ampliación de capital por un importe máximo de 2.079 millones de euros mediante la emisión de nuevas acciones con el objetivo de atender al canje de los títulos de Bankia en el proceso de fusión por absorción.

Por su parte, el exceso de capital que Bankia se había comprometido a distribuir irá destinado a llevar a cabo la operación de fusión y a construir un colchón para acometer la reestructuración. «Vamos a invertir el exceso de capital en la fusión para incrementar el beneficio por acción y llegar hasta ese 70% que contempla el consenso de analistas», explicó esta semana a los accionistas el director financiero de Bankia, Leopoldo Alvear.

Respecto a la futura política de dividendos, será el nuevo consejo de administración resultante de la fusión el que la fije, aunque tanto CaixaBank como Bankia ya se han pronunciado a favor de seguir adelante con el reparto de dividendo en efectivo tan pronto como sea posible.

Es más, la nueva entidad resultante podría repartir un dividendo en efectivo con cargo a 2020 tras recibir la aprobación de los reguladores correspondientes, algo que previsiblemente se producirá en febrero o marzo de 2021 y siempre y cuando el Banco Central Europeo (BCE) haya levantado el veto a la distribución de dividendos. Así lo puso de manifiesto recientemente el director general adjunto financiero de Bankia, Leopoldo Alvear, durante un encuentro virtual con accionistas organizado para responder dudas sobre la fusión de la entidad con CaixaBank.

Goirigolzarri presidente y Gortázar CEO 

La nueva entidad resultante entre CaixaBank y Bankia estará presidida por el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, mientras que el consejero delegado del banco catalán, Gonzalo Gortázar, será el primer ejecutivo del banco fusionado. Será la mayor entidad en España por activos, superando los 664.000 millones, y sumará más de 20 millones de clientes, así como una cuota en créditos y depósitos del 25% y 24%, respectivamente.

CaixaBank y Bankia creen que su sólida posición de capital permitirá absorber los costes de reestructuración y los ajustes de valoración, resultando en una ratio de capital CET1 del grupo combinado del 11,6%.

CaixaBank y Bankia han calcula que en un horizonte de cinco años la nueva entidad generará progresivamente sinergias de ingresos de 290 millones de euros anuales. Además, también prevén conseguir ahorros recurrentes de costes de 770 millones de euros anuales (de forma plena a partir de 2023).

CaixaBank y Bankia creen que su sólida posición de capital permitirá absorber los costes de reestructuración y los ajustes de valoración, resultando en una ratio de capital CET1 del grupo combinado del 11,6%.

Lo último en Economía

Últimas noticias