Economía

De moda a imprescindible: los productos ‘Bio’ llenan los lineales de los supermercados

Inflación
(Foto:iStock)
Comentar

Hace unos años, los que apostaban por los productos orgánicos -conocidos también como ecológicos o biológicos– se consideraban pioneros e innovadores. Pocos conocían la leche ecológica, los dientes de ajo orgánicos y no había tanta demanda de frutas o verduras. Sin embargo ahora parecen imprescindibles en los lineales de los supermercados.

En los últimos años, el consumo de este tipo de productos ha registrado un crecimiento importante: ha pasado de los 220 millones de euros en 2003 a los casi 1.500 millones en 2015, según datos del informe Caracterización del sector de la producción ecológica en España elaborado por el Ministerio de Agricultura. Solo con respecto a 2014 creció más de un 24%, según los últimos datos oficiales.

A pesar de que en España la producción ecológica se encuentra regulada desde 1989, las cadenas de supermercados se han subido al barco orgánico en los últimos años, ya que este tipo de productos podía encontrarse en tiendas especializadas o herbolarios. “La demanda de productos orgánicos –que es sinónimo de bio y ecológicos- es, efectivamente, una de las tendencias que detectamos en los hábitos de consumo en España. En la actualidad casi todos nuestros supermercados mantienen una línea de productos de estas características en respuesta a la demanda del consumidor”, explican a OKDIARIO fuentes de ASEDAS.

productos Bio
El incremento de consumo de productos ecológicos desde 2003 hasta 2015 (Fuente:Ministerio de Agricultura)

Y es que este aumento en la demanda también se debe a un crecimiento en la producción agrícola, según ASEDAS. “España, con cerca de 1,7 millones de hectáreas, es el quinto país del mundo con mayor superficie bajo el método de producción ecológica, según datos de 2014 del estudio ‘El Mundo de la Agricultura Ecológica’ (con datos hasta finales de 2014), elaborado por la Fundación Internacional por la Agricultura Ecológica (Ifoam) y por el Instituto de investigación por la agricultura ecológica (FiBL)”.

El imprescindible en los supermercados

Las grandes cadenas no quieren perderse este nicho de mercado. Aunque algunos han tardado más en incorporarse, casi todos tienen en sus lineales productos Bio.

Acampo fue de los primeros en dar el salto a lo ecológico: en 1998 introdujo la primera referencia ecológica en una carne de ternera. “Hoy por hoy contamos con una gama de 1.270 referencias en los hipermercados y 400 en los supermercados. Más de un centenar son de marca propia”, subraya María José Rebollo, responsable de Comunicación de Alcampo.

Día, Mercadona, Aldi, Ahorramás, Lidl y Consum también incorporan en sus lineales este tipo de productos Bio. El Corte Inglés ha sido de los últimos en sumarse: en febrero de este año estrenaba La Biosfera, un espacio ubicado dentro de sus supermercados y donde hay más de 1.500 referencias de alimentos orgánicos.

Como El Corte Inglés, Carrefour también se ha sumado a la ‘ola verde’: en mayo abría su primer supermercado ecológico, Carrefour Bio, en pleno corazón de Madrid. Con más de 140 metros cuadrados, se ofrece en él un surtido de más de 1.800 productos.

Pero, ¿qué razones mueven al consumidor a comprar este tipo de productos?

El consumidor de los productos ‘Bio’

En primer lugar, la salud y seguridad alimentaria: los productos ecológicos están libres de pesticidas y aditivos. Su producción es diferente a la de los alimentos convencionales, ya que dejan atrás los productos químicos y se elaboran por métodos naturales. Esto quiere decir que no utilizan conservantes ni potenciadores del sabor para su comercialización, algo que se refleja en el etiquetado establecido por la Unión Europea.

Al ser conservados de forma natural, son frescos y mantienen su sabor auténtico, lo que mantiene los nutrientes de los alimentos, según el fabricante de productos bio Vrai.

No solo su producción protege el medio ambiente sino también a los animales: los productos ecológicos tienen bajo el brazo una normativa exigente con el bienestar animal, ya que viven en libertad y gozan de una mayor salud, sin verse explotados para su producción.

Los que demandan los productos ecológicos no solo son millenials: “también lo son los hogares de personas mayores, posiblemente porque hay una mayor confianza en este tipo de producción y por la mejora de la calidad y presentación de los productos bio“, señala a OKDIARIO el presidente de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), Aurelio del Pino.

El consumo de frutas y hortalizas aumenta un 8%

Aunque no es una novedad en la cesta de la compra, los españoles compran más fruta y hortalizas: concretamente, su consumo ha aumentado un 8% en el último año, según datos de la consultora Nielsen.

El aumento en la demanda se debe a una preocupación por la salud y la seguridad alimentaria. De hecho, el 45% de los españoles quieren más productos naturales en los lineales de los supermercados y pagarían más por productos que no contengan “ingredientes indeseados”, según el estudio de Nielsen. En concreto, 3 de cada 10 españoles quieren más productos orgánicos en los lineales de las cadenas.

En el lado de las frutas, algunas de las que han registrado un crecimiento son las cerezas, el aguacate o los higos; mientras que en el lado de las hortalizas, el bróculi, el calabacín y el pepino se sitúan en el top 3.

El consumo ‘Bio’ ha llegado para quedarse

Los expertos del sector aseguran que el consumo de productos ecológicos ha llegado para quedarse. El presidente de ACES Aurelio del Pino asegura que “en España, cada vez hay un mayor número de consumidores interesados en consumir productos bio o “ecológicos” por distintas razones. Las cadenas de supermercados asociadas a ACES siguen con gran interés estas tendencias y están tratando de dar respuesta a las demandas de sus clientes incorporando un mayor número de referencias bio en los establecimientos, de acuerdo con el modelo comercial de cada empresa. Nuestro país es el principal productor de agricultura ecológica de Europa, pero hasta ahora la demanda de este tipo de productos por los consumidores era muy residual”.

Pedro López, de la consultora para el sector agroalimentario Provotec, indica que los especialistas internacionales sostienen que ha habido un cambio en los hábitos de consumo de los ciudadanos: “los cambios en la mentalidad del consumidor empiezan a sintonizar con las características de estos productos”.

López subraya que las cadenas convencionales se están acercando al producto ecológico para responder a la demanda del consumidor medio. Por ello, augura que este nicho de mercado seguirá creciendo: “las cadenas de supermercados tienen a su disposición más productores y elaboradores y más maduros. Las redes logísticas se van haciendo más sencillas y accesibles por lo que es más fácil que llegue más producto y más variado a más punto de venta. La mentalidad del cliente del supermercado convencional evoluciona. Todo está a favor de esta línea de crecimiento”, indica.

Últimas noticias