La plantilla de Zidane vuelve a creer

El vestuario del Real Madrid se hace fuerte: «Estamos blindados ante las críticas»

El buen ambiente se ha instaurado en el vestuario del Real Madrid tras firmar un impoluto arranque de temporada en la Liga. Después de la debacle de París, los blancos se unieron para salir de la crisis y ahora se ven con opciones reales de optar por todos los títulos al final de la temporada

real madrid
El vestuario del Real Madrid vuelve a ser una piña.

Todo ha cambiado en el Real Madrid desde la debacle de París. Tras la goleada sufrida en Champions League, el vestuario cerró filas y ha firmado una racha impoluta de resultados sólo empañada por el tropiezo accidental ante el Brujas en el Bernabéu. El resto ha sido de notable alto. Llegados al parón de selecciones, el equipo de Zidane está primero en Liga, aún está invicto y además ha visitado plazas difíciles como Balaídos, el Metropolitano o el Sánchez Pizjuán. Asaltar el Camp Nou es el próximo objetivo.

La plantilla dirigida por Zinedine Zidane sabe que el camino a seguir para optar por los títulos a final de temporada no pasa por continuar en la línea mostrada en el Parque de los Príncipes. De ahí que, tras la mala imagen dada, se hayan conjurado para cambiar el rumbo de la temporada. El equipo se ha juntado con el fin de cambiar las malas sensaciones de este inicio y a la vista está que se ha conseguido. "Ahora estamos más unidos y blindados ante las críticas", confiesan.

El ambiente que reina ahora en el seno de la plantilla ha mejorado de manera considerable en las últimas semanas. El conjunto madridista se ha reforzado tras caer en su estreno europeo y ahora conforman un grupo más compacto, que trabaja con un mismo objetivo que no es otro que no perder sus opciones de luchar por todos los títulos a final de temporada.

El vestuario es una piña

Para conseguirlo, saben qué será imprescindible que la tónica dominante en el vestuario sea la unión de todos ellos. Con una buena sinergia dentro del grupo se conquistaron nueve títulos en dos años y medio con Zidane y los resultados obtenidos en las primeras ocho jornadas de Liga Santander hacen presagiar que en mayo puede ocurrir algo bueno en el campeonato doméstico, el gran objetivo blanco para esta temporada.

Y es que los ánimos no eran los mejores por Valdebebas tras la goleada de París. Después de pasar unas horas complicadas se entendió que se debía trabajar más para lograr dar un giro a la situación y permanecer sólidos como grupo. Ahora que el equipo ha recuperado la confianza, se ven con verdaderas opciones de aspirar a todo, algo que hace apenas un mes parecía más complicado.

Lo último en Deportes

Últimas noticias