Perdía 6-4, 6-4, 3-0 ante el ídolo local

Verdasco completa una remontada histórica ante Edmund y se abre paso a la tercera ronda de Wimbledon

Verdasco
Verdasco celebra su victoria ante Edmund (Getty).

Fernando Verdasco logró una de las grandes remontadas que se recuerdan en la última década en Wimbledon y derrotó a la esperanza local, Kyle Edmund, para abrirse paso a la tercera ronda del Grand Slam londinense.

La carrera deportiva de Fernando Verdasco hace coincidir a la inmensa mayoría de los aficionados al tenis, que basados en el talento del madrileño afirman sin tapujos que pudo completar unos éxitos muy superiores a lo que dice su palmarés. A sus 35 años e inmerso en una segunda juventud coincidente con la paternidad, Verdasco logró una de las victorias más importantes de su carrera y con casi total seguridad la de mayor ingrediente épico en la segunda ronda de Wimbledon, ante el ídolo local Kyle Edmund (4-6, 4-6, 7-6(3), 6-3, 6-4), en un choque que tenía prácticamente perdido.

El marcador de la pista 1 del All England Club marcaba un resultado de 6-4, 6-4 y 3-0 favorable a Edmund cuando Verdasco comenzó con su proceso de resurrección. Confiado merced al despegue de su extraordinaria derecha, Fer comenzó con una remontada que comenzó en un imposible para, a la vez que se sumaban los juegos en el casillero del madrileño, acabar imponiéndose como una realidad. Fernando le daba la vuelta a la tortilla para agarrar la victoria que siempre le había pillado del otro lado. Esta vez, él fue el que había escalado hasta la cima para coronar lo que parecía inalcanzable.

El tie break del tercero dio esperanzas a Verdasco y una oportunidad de disputar un set más en Londres, donde había llegado en un momento de dudas tras varias semanas de resultados contradictorios. El número 37 del ranking ATP había luchado los dos primeros parciales con un nivel de juego notable pero la superioridad en los momentos clave de Edmund, esperanza local ante la ausencia de Murray, tenía girado el marcador a un 2-0 que suponía un castigo demasiado severo para Fernando. 

El madrileño pareció desistir en el inicio del tercer parcial, concediendo tres juegos consecutivos a un Edmund que rozaba la victoria, la conquista de este parcial le dio alas para comenzar el cuarto en ventaja y no amedrentarse ante la remontada del británico. Un nuevo break en el momento decisivo igualaba las cosas con más de tres horas del partido en las piernas.

Al igual que había sucedido en el cuarto set, Verdasco pronto se hizo con la ventaja en el quinto y definitivo, con la diferencia de que esta vez, Edmund no iba a poder hacer nada para voltear el encuentro por última vez. Haciendo gala de una tranquilidad inédita, Fernando no concedió una sola pelota de break y espero al último servicio para completar un triunfo descomunal que le cita con Thomas Fabbiano en tercera ronda de Wimbledon.

Lo último en Deportes