Debe decidir qué pasará con los jugadores cedidos

Las otras decisiones de Zidane

Las otras decisiones de Zidane
Zidane deberá decidir sobre el futuro de los cedidos.

Zidane deberá decidir qué sucederá con los jugadores que se encuentran cedidos en otros equipos. La vuelta de James se ha complicado con su vuelta, pero será en casos como los de Odegaard, Lunin, Óscar, De Tomás o Theo donde deberá tomar una decisión clave para el futuro de sus carreras. Kovacic y Achraf tienen opciones de quedarse, mientras que el fichaje de Hermoso puede quedar paralizado

Zinedine Zidane debe decidir cómo va a afrontar el Real Madrid el próximo mercado estival. Para ello debe tomar decisiones de envergadura como quién continúa en la plantilla el próximo curso y quién no, a qué jugadores se fichará y qué hacer con los cedidos. El conjunto madridista cuenta con una cantidad importante de jugadores a préstamo fuera del club. Futbolistas en su mayoría jóvenes, en plena progresión que, ante la falta de oportunidades en la primera plantilla, han salido con el objetivo de seguir creciendo para poder volver algún día a Valdebebas.

Son los casos de jugadores como Odegaard, Theo Hernández, Óscar Rodríguez, Lunin o Raúl de Tomás. También está la excepción de James Rodríguez, que se encuentra cedido en el Bayern de Múnich por la falta de minutos bajo las órdenes del francés en su primera etapa en la entidad blanca. Su regreso parece complicado, pues Zizou no parece por la labor de volver a tenerle a sus órdenes.

James se marchó por sus desavenencias con el galo durante su primera temporada y media al frente del banquillo, aunque ahora niega lo evidente. El media punta salió a préstamo por dos  temporadas, que se cumplen al finalizar el curso, pero el Bayern de Múnich tiene derecho a ejercer la compra del jugador. Sin embargo, durante la temporada ha quedado abierta la puerta a que la venta no se efectúe, algo que se daría con un acuerdo entre ambos clubes.

Una de las primeras decisiones que deberá tomar Zizou será esta. Si cuenta con James para rearmar el equipo de cara a la próxima campaña el conjunto blanco deberá negociar con el Bayern para llegar a un acuerdo que provoque que el conjunto bávaro renuncie a pagar los 42 millones que tienen pendientes para hacerse por completo con los servicios del colombiano.

Promesas que pueden volver

Más tiempo tendrá Zidane para ver qué hace con el resto de jugadores. Al finalizar la temporada, los que se encuentran cedidos por el club, volverán a Valdebebas. Entonces el técnico madridista podrá ver de qué manera han evolucionado a lo largo del curso y valorar si cuenta con ellos o no.

Martin Odegaard será una de las decisiones importantes a tomar por parte del técnico. El noruego se encuentra por segunda temporada consecutiva en la Eredivisie y el curso siguiente podría suponer el de su ascenso definitivo a la primera plantilla del conjunto blanco. Por si acaso, ya le van saliendo novias, como el Ajax.

Como Odegaard, se encuentran fuera de nuestras fronteras Achraf y Kovacic. El primero fue una apuesta personal de Zidane en su último año que no terminó de cuajar, pero el marroquí se está reivindicando y de qué manera en el Borussia Dortmund. Su regreso parece complicado tras el fichaje de Odriozola, pero queda la puerta abierta a que una posible marcha de Marcelo en verano le dé la oportunidad de regresar para reforzar el carril izquierdo, dada su polivalencia con ambas piernas y en las dos bandas. El contrato de cesión fue por dos campañas, lo que implica que habría que negociar.

Odegaard, con el Vitesse.

Después está Kovacic, que no termina de encontrar con Sarri en el Chelsea el hueco que no tenía en el Real Madrid. El jugador se marchó porque quería jugar más y en el conjunto madridista se le ha echado de menos durante este curso. En junio volverá y su situación podría resolverse con quedarse de nuevo en la plantilla madridista, pues es un jugador del gusto de Zidane.

Otro de los jugadores que podría tener un futuro en el primer equipo es Lunin. El guardameta ucraniano fue uno de los fichajes del conjunto madridista el pasado verano, con vistas al futuro. El debate abierto en la portería madridista con Keylor Navas y Courtois puede terminar con la salida de uno de los dos y la joven promesa podría de esa forma quedarse como suplente en el conjunto blanco.

Su actual compañero de equipo, Óscar Rodríguez es otro de los jugadores que tiene el Real Madrid a préstamo. Su temporada en el Leganés está confirmando la calidad que ya demostró en el pasado en las filas del Castilla. El salto a la Primera División le ha venido bien y Zizou tendrá que decidir si dejarle un año más fogueándose en la élite o si pasa a formar parte del primer equipo.

Uno de los grandes goleadores de la cantera del Real Madrid está cedido en el Rayo Vallecano. Se trata de Raúl de Tomás, que con los franjirrojos está confirmándose incluso como uno de los mejores delanteros del panorama nacional. Tras ser pieza clave en el ascenso del equipo vallecano a Primera el pasado año, en este sigue confirmando sus cualidades de cara a puerta. Los blancos necesitan gol y de eso va sobrado RDT, por lo que podría ser uno de los refuerzos de cara al próximo curso.

Por último está el caso de Theo Hernández. El lateral se encuentra cedido en la Real Sociedad, tras su llegada al conjunto blanco el pasado curso. Los madridistas podrían reincorporarle a la disciplina del primer equipo, aunque la aparición de Reguilón complica bastante su regreso.

Hermoso, una ganga para reforzar la zaga

Por último, otra de las decisiones a tomar por Zidane estará puesta en la incorporación de un jugador formado en la entidad madridista que en la actualidad se desempeña en el Espanyol. Se trata de Mario Hermoso, que ya sonó a finales del pasado verano como uno de los posibles refuerzos madridistas de cara al nuevo curso.

Además, su gran temporada en el conjunto perico no ha hecho más que incrementar el interés madridista. Fruto de su rendimiento en el cuadro catalán es la convocatoria del central para la Selección, donde en la última lista de Luis Enrique repite.

El jugador fue vendido al Espanyol pero los madridistas se guardan una opción de recompra de 7,5 millones de euros. Sin embargo, la llegada de Eder Militao podría cerrarle las puertas a su llegada. El fichaje del central brasileño completa momentáneamente el cupo de cuatro centrales con los que cuenta la primera plantilla, por lo que si no se sucede ninguna salida en defensa, su retorno al club en el que se formó estaría complicado.

Últimas noticias