Champions League 2019-20: Atlético - Bayer Leverkusen

Morata evita un dolor de cabeza

El Atlético de Madrid se impuso por la mínima al Bayer Leverkusen gracias a un gol de Álvaro Morata en otro mal partido de los rojiblancos. Esta victoria les coloca más cerca de los octavos de final de la Champions League.

morata
cronica-Atletico-vs-Leverkusen-Champions-League-interior

Álvaro Morata salvó a un pobre Atlético, que no termina de arrancar. El gol del delantero, que entró en la segunda parte, da tres puntos de oro que les mantienen en lo alto de la tabla. Lo cierto es que el partido no fue para tirar cohetes. Necesitaban ganar y lo hicieron, pero sin brillo. Tiraron de coraje y corazón para evitar otro dolor de cabeza y que la crisis sea aún mayor.

Ante la importante baja de Joao Félix, Simeone apostó por cuatro centrocampistas, con un doble pivote formado por Héctor Herrera y Thomas Partey. Mientras la otra novedad se encontraba en la delantera, donde el técnico introdujo a Correa en el lugar de Morata que no atraviesa por su mejor momento. Sigue apostando por Diego Costa pese a las críticas, algo que nunca le ha importado al Cholo ya que tiene fe ciega en el hispanobrasileño.

La victoria era fundamental para dar un paso de gigante hacia los octavos de final. Necesitaban el triunfo como el comer después de los últimos resultados. El juego del equipo no convence y han entrado en una especie de crisis en la Liga. Querían refugiarse en la Champions, esa competición tan bonita que tanto gusta entre los rojiblanco. Como ante el Valencia, salieron con la intención de tener la pelota y adelantarse en el marcador.

El problema estaba en las contras del Leverkusen. Los alemanes tenían jugadores rápidos para correr al contraataque. Ahí hacían daño. Pero la zaga colchonera achicaba rápido y cerraba los espacios, aunque se llevaron algún susto. Todo parecía estar bajo control para el Atlético. Tenía el dominio del partido y, quitando alguna acción aislada, los rojiblancos mandaban en el encuentro. Solo quedaba terminar más las jugadas. Aún así no daba la sensación de que se le pudiera complicar, aunque una lesión de Giménez obligaba a Simeone a mover el banquillo.

La primera parte transcurría sin pena ni gloria pero con un claro color rojiblanco. Faltaba lo de siempre: el gol. Esa está siendo la asignatura pendiente de este equipo en el inicio de temporada. Hradecky no tuvo casi trabajo en los primeros 45 minutos. Rondaban el área pero sin peligro alguna, necesitaban ponerle una marcha más para dar un golpe al encuentro. Todo estaba por decidir en la segunda mitad.

Al ataque

El Cholo se iba a la ofensiva. Pasado el primer cuarto de hora del segundo tiempo introducía a Lemar por Correa y minutos después daba entrada a Morata por Koke. Antes habían reclamado un penalti sobre Diego Costa. Al Atlético le costaba generar ocasiones y para ello Simeone introducía toda la pólvora al terreno de juego. Pero el Bayer se cerraba bien atrás y no dejaba jugar con comodidad a los delanteros.

La afición intentaba empujar al equipo hacia la victoria. Pero los rojiblancos no estaban finos. La ausencia de Joao Félix dejó muy tocado el ataque. Cuando más lejos estaba el gol del Atleti y más cerca parecía el de los visitantes apareció ‘Superman’ Morata al rescate. Como le gustan a él, centro medido de Lodi al primer palo, cabezazo y gol. El tanto cayó como agua de mayo en el Metropolitano.

El 9 rojiblanco marcaba el gol que daba alas al Atlético. A partir de ahí el equipo respiró un poco. La entrada del delantero, ex de Chelsea y Real Madrid, le dio otro color al Atleti. El partido había entrado en una dinámica peligrosa, el Leverkusen empezaba a correr a la contra con espacios y eso era mala señal. Los pupilos de Simeone no estaban bien y las ocasiones no llegaban. Pero esta vez le salieron bien los cambios al técnico argentino.

Los germanos seguían insistiendo pero los gladiadores rojiblancos resistieron y acabaron imponiendo su ley en el césped. Morata no daba un balón por perdido, se pegó con unos y con otros intentando buscar su doblete. Al final no llegó pero el Atleti consiguió su objetivo, los tres puntos, en otro partido para olvidar. La pizza no termina de hacerse y a punto estuvo de quemarse otra vez pero en esta ocasión salvaron los muebles y dan un paso de gigante hacia los octavos.

Lo último en Deportes

Últimas noticias