Motociclismo: GP de Tailandia de MotoGP

Márquez da otro recital y se mete medio Mundial en el bolsillo

Márquez, en una curva del GP de Tailandia de Moto GP.
Márquez, en una curva del GP de Tailandia de Moto GP.

Victoria número 68 para el piloto catalán, que iguala a Lorenzo en este sentido

Frenéticas últimas vueltas con Márquez y Dovizioso peleando por la victoria

No se cansa de ganar, y ese debe ser uno de sus secretos. Marc Márquez no es de este mundo. En el GP de Tailandia de Moto GP volvió a demostrar que no se conforma con nada. Tras ir segundo casi toda la carrera y sin apenas forzar, en las últimas vueltas se la jugó. Quería ganar y estrenar el circuito con victoria. Y lo hizo gracias a un recital en las últimas vueltas, una victoria con la que se mete medio Mundial en el bolsillo. 

La salida fue muy limpia. Marc Márquez mantuvo la primera posición pese a que Rossi le pisaba los talones. El italiano le enseñó la rueda muy pronto, antes de cruzar la línea de meta por primera vez, pero el piloto español aguantaba bien gracias a la aceleración de la Honda. Marc sabía que tenía que tirar y abrir brecha para intentar que la carrera no fuera una continua batalla con Rossi, y lo intentó en las primeras vueltas, pero Il Dottore estaba cómodo sobre el asfalto y en la quinta vuelta adelantó al español con suma facilidad.

Poco después también le pasó Dovizioso, y tampoco Márquez plantó apenas cara. Pudo ser una estrategia de marcar para estudiar las trazadas de sus rivales y ver los toros desde la barrera, sabiendo que los puntos de Tailandia podían ser fundamentales en el devenir del Mundial de pilotos. El ritmo de la cabeza de carrera no era demasiado rápido, se palpaba que no estaban poniendo toda la carne en el asador. Rossi, Márquez y Dovizioso eran cautos por todo lo que se estaban jugando, calcaban los tiempos y hacían una carrera más conservadora que otra cosa.

En la vuelta 10 hubo cambios. Dovizioso y Márquez adelantaron a la vez a un Rossi que se puso tercero. Por detrás, Crutchlow y Maverick Viñales no se despegaban y el grupo de cabeza pasó a ser de ocho con Pedrosa en la cola, una carrera agrupada en la que no era sencillo adelantar. Pero los tres primeros apretaban, y el grupo amenazaba con romperse. En ese momento, Maverick y Pedrosa hicieron sus mejores tiempos para intentar pegarse a Rossi. El primero lo logró y pasó a Rossi en la vuelta 20, pero Dani se cayó en la curva 5 y dijo adiós al GP de Tailandia. Ya se podía ver a un Márquez más inquieto, con más ganas de adelantar a ‘Dovi’ y ponerse en cabeza, pero hizo una carrera muy inteligente y no quiso cometer ningún error que le pudiera costar un abandono.

Lo intentó en la vuelta 22, pero se fue largo y Dovizioso aguantó bien la primera posición. La misma historia se repitió por dos veces una vuelta después, el italiano se defendía con uñas y dientes y recuperaba la posición. Pero Marc Márquez es Marc Márquez… Tenía entre ceja y ceja ganar el primer GP de Tailandia, y lo hizo. En la última curva, en un desenlace precioso y emocionante, aguantó a Dovizioso y cruzó la línea de meta celebrando un triunfo con el que se mete medio Mundial en el bolsillo. De hecho, si queda por delante de ‘Dovi’ en Japón ya sería campeón.  Victoria 68 de Marc Márquez, que iguala a Jorge Lorenzo en este extremo.

Últimas noticias