El alicantino venció en tres sets (6-4, 4-6, 6-4)

Ferrer pospone su retirada y se impone a Bautista para seguir soñando

David Ferrer logró el pase a segunda ronda del Mutua Madrid Open después de superar a Roberto Bautista (6-4, 4-6, 6-4) en un partido épico y decidido por detalles, que le dieron el triunfo al tenista de Jávea. Ferrer jugará en segunda ronda con Alexander Zverev, vigente campeón del torneo.

Ferrer
David Ferrer, en el partido frente a Bautista en el Mutua Madrid Open. (Mutua Madrid Open)

Ya lo advirtió el pasado jueves en la rueda de prensa que abría el Mutua Madrid Open. «Lo agradeceré cuando termine todo, pero por encima de todo quiero hacer un buen tenis». David Ferrer no se quería retirar a las primeras de cambio y su tenis, el que le ha permitido mantenerse dos décadas en la élite, le permitió desafiar a los problemas físicos y superar a Roberto Bautista en un partido épico (6-4, 4-6, 6-4), y decidido por detalles que le dan la oportunidad a Ferru de avanzar en su último cuadro hasta citarse con Alexander Zverev.

Ferrer saltó a la pista del Mutua Madrid Open concentradísimo y con ganas de volver a escuchar en segunda ronda la ovación que se llevó al sonar su nombre por megafonía. Para ello, David debía derrotar a uno de sus grandes amigos en el circuito, un Roberto Bautista que tenía la difícil tarea de ‘retirar’ a Ferrer para seguir avanzando en el cuadro del torneo. La tarea era dura para ambos en el plano mental, pero el juego de cada uno marcaría las diferencias.

A pesar de la condición de todoterreno que se han ganado ambos a lo largo de los años, la ausencia de un gran sacador y el fondo físico de Rober y David concedían la posibilidad de disfrutar al máximo de un partidazo sobre tierra batida. Las alternancias quedaron patentes en cada punto, independientemente de quién sacara. Sólo una cosa quedaba clara, la afición estaba irremediablemente del lado de Ferru.

Los juegos fueron pasando en propiedad de los sacadores, no sin dificultad, hasta la llegada del séptimo. Fue entonces cuando Ferrer, un punto más enchufado que su rival, subía una marcha su nivel de juego para romper el saque de Bautista y encarrilar una primera manga que cerraría minutos más tarde sin apenas dudas para quedarse a un set de seguir despierto en el sueño del profesionalismo.

Ferrer estaba disfrutando de cada minuto en la pista, al límite de la retirada y como si los 20 años anteriores de exitosa carrera no hubieran servido para saborear los verdaderos sentimientos de felicidad que despierta el tenis. La grada le llevaba en volandas pero su rival estaba enfrente de la pista y tenía sobrada calidad para derrotar a cualquiera. Bautista no estaba dispuesto a rendirse fácilmente y sacó fuerzas de flaqueza para dominar, aun sin break, el segundo set con el medido discurrir de los juegos.

Varios puntos mágicos hicieron levantarse a los espectadores de sus asientos y lo nivelado del choque también ayudaba para que nada apartara del juego a los aficionados. Roberto estaba mereciendo igualar pero disfrutar de Ferrer en su plenitud era suficiente para que las gradas siguieran decantadas por el tenista de Jávea. El tenis, sin embargo, estaba dejando a Roberto como jugador destacado de la segunda manga y la justicia, a pesar de la garra y supervivencia de David, acabó llevando el 6-4 al luminoso. Todo se iba a decidir en el tercer set.

El comienzo no pudo ser mejor para un Ferrer desatado, dispuesto a todo para seguir vivo un día más en Madrid. El primer break de Ferru no se hizo esperar y su consolidación hizo soñar al público con el pase de su jugador predilecto en este torneo. Bautista volvía a la versión regular del primer set, que no le daba para competir para el huracán Ferrer.

Lesión, épica y triunfo

La mala suerte, esa que ha acompañado tantas veces en momentos cumbre a David, iba a volver a aparecer con todo a favor para firmar el pase. Con 3-2 debido a tres juegos seguidos con roturas, Ferrer iba a sentir una gran molestia en su pierna izquierda que obligaba a la entrada del fisio y al consiguiente empate en el luminoso al perder su saque a la vuelta del parón.

El futuro parecía oscuro para el de Jávea, pero su fortaleza física, tenística y mental, le iban a dar otra oportunidad en el encuentro, que además iba a acabar siendo definitiva. De nuevo en caliente, Ferru recuperó sensaciones y volvió a quebrar el servicio de un desconcertado Bautista, para colocarse después de consolidar con 5-4 y servicio. Los dos primeros puntos de partido provocaron la primera ovación del público y Ferru no falló. A la tercera, el otro gran héroe del tenis español confirmaba su pase a la segunda ronda del Mutua Madrid Open. El sueño sigue vivo.

 

Lo último en Deportes

Últimas noticias