Triunfo sólido ante un Monfils que fue el favorito de la grada

Djokovic debuta con victoria pero no convence al público de Madrid

Novak Djokovic superó de forma clara a Gael Monfils (6-3, 6-2) en su debut en el Mutua Madrid Open. El público mostró respeto por el número uno pero se desmarcó apoyando a Monfils

Alcaraz y Djokovic se entrenan juntos y hacen enloquecer al público de Madrid

Djokovic: «El ídolo de mi hijo ya no es Nadal, es Alcaraz»

Djokovic
Djokovic, en su debut en Madrid. (EFE)

Novak Djokovic comienza con paso firme su andadura en el Mutua Madrid Open. Ni su falta de ritmo competitivo, ni la misteriosa enfermedad que atravesó recientemente, ni tan siquiera un público a favor de su rival impidieron el claro triunfo de Nole sobre un Gael Monfils que ve como su head to head con el número uno del mundo cumple su mayoría de edad sin que haya podido derrotarle una sola vez.

En 18 ocasiones se han enfrentado Djokovic y Monfils y las 18 han caído del lado del genio serbio, que no necesitó de su versión más brillante para deshacerse de un jugador tan talentoso como irregular. A sus 35 años, Gael sigue teniendo las mismas virtudes y defectos de su etapa de explosión y esto hace que, aunque siga encandilando al respetable, continúe con los límites que ya le frenaban entonces y con la victoria alejada de su mano cuando se enfrenta a Novak Djokovic, uno de los tenistas más completos de la historia, esté o no en su mejor nivel.

Más allá del juego, del parón a los 24 minutos, de una media hora, por la lluvia eventual pero copiosa que cayó sobre la capital, o de la solidez mostrada por Djokovic, la principal noticia del encuentro estuvo en la reacción del público de Madrid, que si bien fue respetuosa con Nole, le mostró al balcánico que sus preferencias están y estarán, salvo sorpresa, al otro lado de la pista durante esta semana.

Los aplausos eran mucho más fuertes cuando Monfils ganaba un punto, mientras que en la mayoría de los de Djokovic se escuchaban mucho más tímidos. Quién sabe si la espectacularidad del juego de Gael, la condición de inferior –tenísticamente– del galo, la rivalidad deportiva con Nadal o si, como muchos esperan, la política antivacunas de Nole fue lo que no le reportó beneficios con un público, pero la realidad es que más allá del respeto, repetimos, con una figura histórica, la grada de Madrid se decantó por su rival sobre el tapete de la Caja Mágica. 

Regresando al juego, vimos un Djokovic algo dubitativo antes del parón pero con el acelerador pisado tras él. Ayudó la irregularidad manifiesta de Monfils, cuyos winners levantaban al público pero eran menores que sus fallos, muchos de ellos no forzados y que le llevaron a la derrota en dos sets.  Novak Djokovic llega lanzado a los octavos de final tras un debut notable y de escasa hora y media en el Mutua Madrid Open. Las dudas deportivas despejadas con Nole, pero no las de su conexión con el público de la capital.

Lo último en Deportes

Últimas noticias