Regresa el tricampeón de la Champions

Los deberes de Zidane antes de junio

Los deberes de Zidane antes de junio
Zinedine Zidane, durante su presentación como entrenador del Real Madrid. (AFP)

Zidane tiene una serie de deberes que tendrá que cumplir antes de junio: resucitar a jugadores clave, cazar el subcampeonato, recuperar el discurso ganador, llenar el Bernabéu y elaborar la lista de bajas.

El regreso de Zinedine Zidane apenas nueve meses después de dejar el Real Madrid ha devuelto la ilusión al madridismo tras una temporada absolutamente desastrosa. El francés se marchó porque creía que no podía seguir ganando –había levantado las últimas tres Champions– augurando una crisis que ha cristalizado en las últimas dos semanas.

Zidane se encontrará un vestuario visiblemente afectado por dos cambios de entrenadores, jugadores defenestrados y una afición que había perdido la ilusión como demuestran los pobres datos de asistencia del Santiago Bernabéu. El francés dirigirá desde mañana martes al equipo blanco y de aquí al mes de junio tiene varios objetivos fundamentales que cumplir para rearmar un equipo que quiere aspirar a todo en la temporada 2019/20.

Resucitar a Isco, Marcelo, Asensio…

Con Zizou al frente ellos brillaron con luz propia convirtiéndose en jugadores fundamentales en el esquema de las Champions logradas por el equipo blanco. Con Solari al frente, todos ellos han vivido su momento más bajo con la camiseta blanca y el francés tiene la misión de darles la oportunidad de recuperar su máximo nivel antes de decidir sobre su futuro.

Isco y Marcelo han sido relegados y humillados en su rol, mientras que Asensio no ha alcanzado el nivel esperado. En el Madrid saben que Zidane tendrá esa mano izquierda necesaria para recuperar a tres futbolistas que fueron primordiales en los últimos grandes triunfos blancos.

Cazar el subcampeonato

Zidane se hará cargo del equipo a 12 puntos del Barcelona en Liga. El técnico tiene la misión de remontar posiciones en el único torneo en el que los blancos están vivos. Cazar al Atlético de Madrid entraña la misión principal del galo toda vez que no quedan opciones de título en el campeonato doméstico con 11 jornadas por disputar.

El Madrid tiene por delante dos test asequibles con el Celta y el Huesca como primeros rivales, aunque tendrá una prueba de fuego contra el Valencia en una salida a Mestalla caliente. Pese a que los partidos contra Barcelona y Atlético ya se han completado esta temporada, Zizou tendrá algunas pruebas de fuego para determinar si algunos jugadores están al nivel.

Recuperar el discurso ganador

Si por algo se caracteriza Zidane es por su discurso ganador y por saber tener apaciguada a la prensa. En el Real Madrid sentaron muy mal las palabras de Solari tras no lograr el triunfo contra el Villarreal y donde el argentino se defendió diciendo “no hay que subestimar los empates”.

En el club tampoco ha gustado que haya señalado públicamente a jugadores y que no haya intentado reconducir la situación con muchos de ellos. El desplante en Zorrilla a una leyenda del club como Marcelo ha sido la gota que colmó el vaso de la paciencia.

Volver a llenar el Bernabéu

La cúpula ha visto con preocupación cómo el Bernabéu ha registrado la peor asistencia en la última década. El coliseo blanco se ha ido vaciando ostensiblemente por los malos resultados del equipo, aunque también en parte por la falta de una figura que atraiga a los aficionados como es Zinedine Zidane.

Los datos evidencian que el equipo no consiguió llenar el campo ni contra el Atlético de Madrid ni contra el Valencia y ni siquiera contra el Ajax de Ámsterdam en el nefasto día que supuso la eliminación del equipo de la Champions. Más de 10.000 personas de media han dejado de acudir al Bernabéu respecto a la temporada anterior.

Elaborar la lista de bajas

Quizá sea el trabajo más dolorosa para Zizou. Una tarea que no quiso o no pudo hacer el pasado verano y que ahora debe encarar intentando ser justo y consecuente con sus creencias con tres meses de prueba a la vista. Todo apunta a que nombres como Bale y Ceballos –con quienes se llevaba mal– están sentenciados, pero podría haber más.

Zizou tendrá que gestionar el ego de jugadores que han dejado caer la posibilidad de marcharse como Marcelo, Keylor o Kroos. El francés, como poco, tendrá que deshacerse de media docena de jugadores para ejecutar un ambicioso plan de reforma del equipo para aspirar a todo la próxima temporada.

Últimas noticias