Cristiano se ofrece a Blanc: «Me encantaría trabajar con usted»

Cristiano-Real-Madrid
Cristiano, durante un encuentro en el Bernabéu (Getty)

“Su equipo juega muy bien. Me gustaría mucho trabajar con usted”. Esa fue la confidencia al oído que hizo Cristiano Ronaldo a Laurent Blanc sobre el mismo césped del Bernabéu nada más acabar el partido entre el Real Madrid y el Paris Sant-Germain del pasado martes en Champions. Así lo publica hoy el rotativo francés Le Parisien.

Que Cristiano Ronaldo es el oscuro objeto del deseo del jeque del PSG, Nasser Al-Khelaifi es un secreto a voces. El multimillonario qatarí nunca ha ocultado que le encantaría que CR7 fuera el líder en el campo y mediático de su megalómano proyecto en el Paris Saint-Germain. Con un Zlatan Ibrahimovic que acaba contrato en junio, Al Khelaifi necesita una nueva megaestrella y Ronaldo es exactamente lo que el jeque está buscando.

Cristiano lo sabe y París le tienta desde hace tiempo. Este verano su agente, Jorge Mendes, estuvo tanteando la operación, de una ingenieria financiera de nivel mundial. El guiño de CR7 a Al Khelaifi en los pasillos del Bernabéu no fue ni mucho menos casual. Ronaldo es cada vez más consciente que en el Madrid ya no le quedan récords que batir ni títulos por conquistar. Además, su relación con Benítez no puede ser peor. El luso, sencillamente, no aguanta a su entrenador.

Con todo, el PSG se enfrentará a dos problemas principales para acometer la operación Cristiano. Uno, los 21 millones de euros netos por temporada que gana en el Madrid. Y dos, los 120 millones en los que el club blanco –si Ronaldo insiste en su deseo de marcharse– tasaría al futbolista, lo que sería el mayor traspaso de todos los tiempos mientras la justicia no desvele el precio real que pagó el Barcelona por Neymar.

Florentino tendrá que remangarse con Cristiano. Después de su entrevista en Kicker donde el luso dejaba dudas sobre su futuro en el Madrid, el presidente le regañó antes del partido, pero Cristiano lo negó todo. El presidente del Real Madrid tiene muy claro que el luso es el Di Stéfano del siglo XXI y quiere que CR7 termine su carrera de blanco, pero también sabe que ni Cristiano ni nadie están por encima del escudo. Si el futbolista está empeñado en irse, el Madrid negociará.

Por su parte, Cristiano ha hablado para BT Sport en Inglaterra sobre los entrenadores que ha tenido en su carrera. Lo ha hecho con sinceridad y ha señalado que "yo pondría a Mourinho en la parte superior, siempre digo eso. Él es un buen entrenador que hizo muchas cosas buenas y ganó muchos trofeos para otros clubes". Menos sincero y más políticamente correcto ha sido al hablar de su actual técnico: "Mi entrenador ahora es Rafa Benítez y estoy cómodo porque vamos a ganar muchas cosas juntos".

Y sobre el Balón de Oro también habló. Nunca ha ocultado Cristiano que el galardón le encanta y le motiva, pero no quiere entrar en un duelo con Messi a ver quién gana más: "Siempre estoy decepcionado cuando pierdo, pero no depende de mí ganar el Balón de Oro. No me quejo porque lo he ganado tres veces. Yo nunca pensé que iba a ganar un Balón de Oro, por lo que ganar tres es genial. Yo quiero más y más. Todavía tengo muchos años de fútbol ​​y quiero ganar más cosas. Siempre estoy motivado y no necesito otros jugadores para motivarme".

Lo último en Deportes

Últimas noticias