Zidane dejó un recado al galés tras el partido del Eibar

Bale se queda solo

gareth bale
Gareth Bale no tiene el apoyo de nadie en el Real Madrid.

Gareth Bale se queda sin apoyos en el Real Madrid. El jugador volvió a ser pitado por la afición tras otro mal partido y, después del encuentro, Zidane le dio la puntilla, dejando en el aire su continuidad.

Gareth Bale sigue haciendo méritos para no continuar en el Real Madrid la próxima temporada. El jugador volvió a hacer un partido nefasto ante el Eibar, en el que su aportación fue mínima, como viene acostumbrando este curso, lo que desató nuevamente la ira del Bernbaéu al ser cambiado, despidiéndole con una sonora pitada. Pos si fuera poco, Zinedine Zidane, en rueda de prensa, no aseguró su continuidad de cara al próximo curso en una plantilla que el técnico dirige a su antojo.

El galés se ha quedado sin apoyos. Bale vive los que con seguridad serán sus últimos meses en Chamartín y lo hace sin terminar de casar con una afición que ya está cansada de su rendimiento. El extremo madridista debía asumir el liderazgo del equipo esta temporada, sin embargo ha quedado relegado incluso a la suplencia durante gran parte del curso.

Sus pésimas actuaciones han provocado que el público del Bernabéu haya terminado cansándose de él. Las pitadas se han sucedido a lo largo del curso y se han visto incrementadas tras la fatídica semana en la que los madridistas quedaron apeados de las tres competiciones en las que estaban vivos.

En los primeros partidos de Zidane en el banquillo, el técnico le dio la confianza suficiente y le devolvió a la titularidad. Cumplió en el primer encuentro, ante el Celta, donde marcó, pero no ha conseguido tener un papel relevante en el resto de encuentros. Pero frente a Huesca, Valencia y Eibar, las actuaciones de Bale fueron más que discutidas, lo que le ha llevado a ser fuertemente pitado por la afición.

Zidane también se cansa

Por si su continuidad no estuviese lo suficientemente en entredicho, Zidane también cuestionó el futuro de Bale en la rueda de prensa tras el último encuentro ante el conjunto armero. El francés había dado especial cariño a los jugadores que no contaban lo suficiente para Solari, pero tras cuatro encuentros al frente del equipo parece haber perdido la confianza en Bale.

El palo del entrenador al británico fue considerable. Al ser preguntado sobre si seguirá el próximo curso, el galo lo dejó en el aire: "Ya veremos si sigue a próxima temporada. Yo no voy a decir lo que va a pasar". Además, sobre los pitos de la hinchada blanca a Bale, Zizou afirmó que la afición "viene y quiere ver al equipo jugar mejor".

En estas, el galés se ha quedado prácticamente sin apoyos. Con la afición en su contra, su única opción era la de ganarse a Zinedine Zidane y reivindicarse ante el público a base de buen juego y de goles. No está siendo así. Su rendimiento está lejos de lo esperado y excepto a que todo de un giro de 180 grados, su futuro parece lejos de la capital.

Lo último en Deportes