Liga Santander: Atlético - Osasuna

El Atlético sale de la transición

El Atlético de Madrid consiguió tres puntos importantísimos ante Osasuna gracias a los goles de Morata y Saúl. Herrera paró todo lo que pudo pero no evitó la derrota.

atlético osasuna
El Atlético se impuso 2-0 a Osasuna.

El Atlético vuelve a la senda de la victoria. Los de Simeone se impusieron a Osasuna por 2-0 para despedir el 2019 en casa con buen sabor de boca, gracias a los goles de Morata y Saúl. Llevaban varios partidos sin ganar, se hablaba de la falta de gol, la transición, pero el equipo sacó su carácter y liderados por un buen Joao Félix se colocan en zona Champions.

Llevaban tres jornadas sin ganar en Liga y se habían despegado de los puestos altos de la tabla. Aprovechando la inercia de la victoria en Champions ante el Lokomotiv, querían despejar las dudas en la competición nacional. Simeone apostó por el canterano Manu Sánchez para cubrir la baja de Lodi en el lateral izquierdo y Giménez en el eje de la zaga. Todo comenzaba con un homenaje a Juanfran, leyenda de los dos equipos.

Osasuna no iba a poner las cosas fáciles y lo demostró desde el principio. En cinco minutos avisaron dos veces. Sin casi tiempo para entrar en calor, Oblak tuvo dos intervenciones milagrosas que evitaron el tanto de los rojillos, primero tras un disparo lejano de Rubén García y acto seguido con un zapatazo de Brasanac pegado al palo.

La reacción del Atleti no tardó en llegar. Joao Félix asumió el papel de líder y, como hizo ante el Lokomotiv, llevó en volandas al equipo. La primera acción de peligro del conjunto rojiblanco sale de sus botas, aunque termina disparando Morata. El joven futbolista de 20 años poco a poco empieza a mostrar su mejor versión.

Un muro llamado Herrera

De la mano del luso despertó el Atlético. Joao está empezando a demostrar por qué pagaron 127 millones de euros por él este verano. Se echó el equipo a la espalda y lideró los ataques de un Atleti que se estrelló una y otra vez contra un muro llamado Sergio Herrera. El portero osasunista se doctoró en el Wanda Metropolitano con paradas magistrales, en especial al 7 colchonero al que le sacó una mano providencial en la mejor ocasión de los de Simeone en el primer tiempo.

Lo intentaban de todas las maneras posibles: por arriba, por abajo, disparos desde fuera, mano a mano… pero Herrera lo paraba todo. Volaba hasta los cielos de Madrid para evitar el gol. El Atlético se pudo marchar perfectamente por delante al descanso con varios goles de ventaja si no llega a ser por el meta. Aunque Osasuna reclamó un posible de Felipe sobre Brasanac que ni el VAR ni el árbitro lo consideraron.

Como en la primera parte, el conjunto de Jagoba Arrasate salió a tocar el balón ante un Atleti que esperaba atrás. Chimy Ávila tuvo el gol en sus botas tras un mal despeje de Saúl en el área. El partido cambió en el segundo tiempo. Osasuna estaba mejor plantado y el Cholo movía el banquillo en busca de soluciones porque no encontraban la manera de penetrar la zaga rojilla.

Morata rompe el muro

La estrategia volvió a sacar al Atlético del apuro. De nuevo, el balón parado dio una alegría al conjunto de Simeone que no estaba muy acertado en los metros finales en este segundo tiempo. Trippier botó una falta lateral directa a la cabeza de Morata que saltó por encima de todos para batir a Herrera y poner el 1-0. El 9 volvía a ver portería tras casi un mes de sequía goleadora –no marcaba desde el 10 de noviembre ante el Espanyol.

La diana rompía el muro implantado por Herrera, que fue el mejor de los suyos. El partido cambió a partir de ahí y menos de 10 minutos después Saúl hacía el segundo tras una buena jugada colectiva. Ahora sí, el Metropolitano respiraba tranquilo, el Atleti iba a conseguir los tres puntos. Los goles dieron alas a los rojiblancos que tuvieron el tercero en las botas de Koke, y el colegiado anuló otro tanto a Morata por fuera de juego.

Esta victoria permite al Atleti pone fin a varias jornadas sin ganar en Liga, marcados por la transición. Una transición de la que el equipo comienza a salir gracias a sus dos victorias consecutivas frente a Lokomotiv y Osasuna, en los que ha dejado muy buenos detalles de calidad y de buen juego. Estos tres puntos les permiten dormir en zona Champions tras el empate de la Real Sociedad con el Barcelona.

Lo último en Deportes

Últimas noticias