Alimentos

El truco para que la comida que compras te dure más

comida dure más
Descubre de qué modo conseguir que los alimentos duren más tiempo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Comprar todos los días en un período así, donde las colas siguen estando a la orden del día para respetar el distanciamiento social, puede ser bastante engorroso, de modo que para que evitar tener que estar pasando por demasiados tiempos de espera (o de cola), son muchas las personas que deciden comprar más cantidad de cada alimento. El consejo, entonces es organizar bien la compra que se hace para una semana o para un mes y almacenar todo de la forma correcta. Veamos entonces, cuál es el truco para que la comida que compras te dure más.

Cómo hacer que la comida te dure más

Para evitar derrochar dinero y comida innecesariamente, hay que tener en cuenta lo que compramos y la forma de almacenar los alimentos individuales que, con la llegada del calor, son más perecederos.

De este modo podremos hacer que las compras duren más tiempo. Pero no sólo eso, cuando vayamos al supermercado es importante comprobar la fecha de caducidad; a partir de esta, será cuestión de ir guardando todo, procurando que los alimentos frescos se coloquen los estantes apropiados del frigorífico. Los quesos , por ejemplo, deben almacenarse en la zona más fría y en la parte inferior: si están cerca de la abertura, los blandos como la ricota se estropearán prematuramente.

Cómo mantener algunos alimentos más tiempo

Veamos más trucos para mantener alimentos más específicos y que nos duren más tiempo.

Por otro lado, un truco para mantener la ensalada fresca por más tiempo, es lavarla inmediatamente, secarla con mucho cuidado de lo contrario la humedad corre el riesgo de dañar las hojas, luego envolverla en papel absorbente , colocarla en un recipiente y luego en la nevera.

Los tomates , por el contrario, deben conservarse a temperatura ambiente en lugar de en el frigorífico: las bajas temperaturas destruyen su sabor y evitan que maduren para alcanzar su máximo sabor ( si los congelas, solo puedes utilizarlos de esta forma ).

Los espárragos , en cambio, deben limpiarse inmediatamente, mantenerse fríos en un bote con agua, así como los olores y las hierbas frescas como el perejil o la albahaca que deben guardarse en un bote con agua y colocarse en la nevera.

Incluso la harina , a pesar de tener tiempos de almacenamiento extremadamente largos, puede durar aún más: especialmente las hechas a base de almendras, lino o cereales, que están más sujetas a la oxidación, deben almacenarse en un recipiente hermético y en el congelador. Las temperaturas que ofrece la nevera, sin embargo, también pueden estar bien.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias