Celebraciones

Por qué se confunde el Día de Todos los Santos con el de los Fieles Difuntos

Todos los Santos es la celebración del 1 de noviembre, mientras que los Fieles Difuntos se celebran el 2 de diciembre

Día de los Santos Difuntos: en qué consiste esta celebración

fiele difuntos
El Dia de Todos los Santos se suele confundir con el de Fieles Difuntos
Blanca Espada

El 1 y el 2 de noviembre son dos fechas muy especiales para los católicos, ya que se celebra el Día de Todos los Santos y el Día de los Fieles Difuntos, respectivamente. Sin embargo, muchas personas confunden estas dos festividades o las consideran como una sola. ¿Por qué se confunde el Día de Todos los Santos con el de los Fieles Difuntos? ¿Qué diferencias hay entre ambas conmemoraciones?

Por qué se confunde Todos los Santos con los Fieles Difuntos

Ayer miércoles 1 de noviembre se celebró el Día de Todos los Santos. En España es un festivo nacional, lo que significa que es fiesta en todas las comunidades autónomas, sin excepción. El 2 de noviembre se celebra el Día de los Fieles Difuntos y, aunque es una jornada laborable, es muy similar a la anterior. Esto hace que muchas personas confundan el Día de Todos los Santos y el Día de los Fieles Difuntos.

La celebración del Día de Todos los Santos cada 1 de noviembre, sirve para conmemorar o celebrar de alguna manera a todos los santos y mártires, conocidos y desconocidos, a lo largo de la historia cristiana.

Mientras, en el Día de los Fieles Difuntos se reza por los fieles que han finalizado su vida terrenal, especialmente por aquellos que están todavía en estado de purificación en el Purgatorio.

Una de las tradiciones más extendidas en España el 1 de noviembre es la de ir al cementerio para llevar flores a los seres queridos fallecidos. En otros países, esta costumbre tiene lugar el 2 de noviembre.

El Día de los Fieles Difuntos no se celebra en España, pero sí en otros países, principalmente de Latinoamérica: México, Ecuador, Perú, Bolivia…

Cómo vemos la confusión entre estas dos fiestas puede deberse a varios factores. Uno de ellos es la proximidad temporal entre ambas, ya que se celebran en días consecutivos. Otro factor es la similitud de algunas costumbres populares, como la visita a los cementerios, el encendido de velas o la ofrenda de flores a los difuntos. Estas tradiciones tienen un origen pagano y fueron asimiladas por el cristianismo con distintos significados. Por ejemplo, las velas simbolizan la luz de Cristo que ilumina a las almas en la oscuridad, y las flores expresan el amor y el recuerdo hacia los seres queridos.

Además, la confusión puede estar influida por la influencia de otras culturas y religiones que tienen sus propias formas de celebrar a los muertos. Por ejemplo, en México se celebra el Día de Muertos, una fiesta que mezcla elementos prehispánicos y cristianos, y que se extiende desde el 31 de octubre hasta el 2 de noviembre. En esta fiesta se elaboran altares con ofrendas para los difuntos, como comida, bebida, flores, calaveras de azúcar o papel picado. También se realizan desfiles, bailes y rituales para honrar a los ancestros.

Origen

El origen del Día de los Fieles Difuntos se remonta al año 998 de la mano del monje benedictino San Odilón de Francia. La celebración fue adoptada en el siglo XVI en Roma, y desde ese momento se extendió entre los católicos de todo el mundo.

Se basa en la doctrina de que las almas de los fieles que en el momento de su fallecimiento no han sido limpiadas de pecados no pueden lograr la Visión Beatífica. Para ayudarles a alcanzarla, hay que orar y hacer el sacrificio de la misa.

 

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias