Limpieza

Bastoncillos de algodón: 8 usos alternativos en los que nunca habrías pensado

Los bastoncillos de algodón pueden servirnos para limpiar las esquinas y grietas en el hogar, o también para eliminar restos de maquillaje o esmalte de uñas.

bastoncillos de algodón
De qué modo puedes usar los bastoncillos de algodón más allá de limpiar los oídos

Sabemos que los bastoncillos de algodón no faltan en prácticamente ningún hogar ya que es lo que solemos utilizar para limpiar los oídos, pero al margen de esta función, los hisopos nos pueden servir para otras muchas cosas. Conozcamos a continuación, 8 usos alternativos para los bastoncillos de algodón en los que nunca habrías pensado.

Bastoncillos de algodón: 8 usos alternativos en los que nunca habrías pensado

Al igual que ocurre con el cepillo de dientes, que no solo sirve para asegurar la correcta limpieza de los dientes sino que tiene usos alternativos, como limpiar correctamente el rallador o el exprimidor, los bastoncillos de algodón pueden servirnos también para limpiar otras cosas, al margen de los oídos, así como usos que resultan realmente sorprendentes.

De este modo, y aunque se suela recomendar su uso exclusivo para la limpieza del oído externo, esta pequeña herramienta tiene varios usos que a continuación os vamos a enumerar.

Quitar el polvo de pequeños rincones

Si tienes marcos, objetos con ranuras, o esquinas ocultas que no se pueden limpiar adecuadamente, el hisopo de algodón juega a tu favor. Incluso las puertas de los muebles tienen a veces huecos en los que se acumula el polvo y, en consecuencia, no se puede eliminar con el trapo normal del polvo. Eso sí, será buena idea humedecer la punta del bastoncillo de algodón para eliminar bien el polvo.

Limpiar los espejos

Hay algunos modelos de espejos que tienen esquinas inalcanzables, intenta humedecer la punta con un poco de jabón o detergente y procede con la limpieza.

Aplicador para cremas contra el acné

Muchas veces debemos aplicar un producto o crema sobre un granito inesperado y dado que no es aconsejable hacerlo con los dedos (ya que podemos añadir más suciedad o bacterias sobre el grano), siempre seremos más precisos si nos ayudamos con un bastoncillo. Tan solo aplica la crema sobre el algodón y este lo pasas por encima del granito.

Retirar el esmalte

A veces con algodón no es posible quitar bien el esmalte, pueden quedar residuos. Pero si empapas la punta del hisopo en el quitaesmalte podrás quitar todo y tener tus uñas limpias y perfectas, listas para una nueva manicura.

Eliminar las manchas del esmalte

Los bastoncillos no sirven solo para quitar el esmalte de uñas viejo, sino que mientras aplicas el esmalte en las uñas, puedes mancharte, así que retira el exceso de esmalte con la punta del hisopo.

Maquillaje

Cuando vayas a desmaquillarte el rostro, pueden quedar restos de lápiz o rímel alrededor de los ojos, así que prueba con el hisopo de algodón. Ten cuidado de no lastimarte, coloca solo un poco de producto desmaquillador en la punta del hisopo de algodón y elimina todo rastro de maquillaje. De la misma manera, cuando te estás maquillando puede que te manches con un poco de rímel tras aplicarlo sobre las pestañas o que te pases con el labial más allá del labio. Coge un hisopo y retira el exceso de producto con cuidado.

Limpiar el sacapuntas para lápices de maquillaje

Puede haber residuos de lápiz en la cuchilla y en el propio sacapuntas, pero con el hisopo de algodón puedes arreglarlo.

Eliminar los residuos de suciedad de las grietas

Puede suceder que quede algo de polvo o suciedad en las grietas del frigorífico, lavadora, o entre las rejillas por las que sale el aire acondicionado o la calefacción, de modo que podemos recurrir a los bastoncillos para eliminar esa suciedad fácilmente.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias