MENORES

Denuncia a sus padres por obligarle a vender drogas a sus compañeros de instituto

POLICÍA NACIONAL
Objetos y armas hallados por la Policía Nacional.

Un joven de 16 años ha denunciado a sus propios padres por obligarle a vender drogas en el instituto de la ciudad de Alicante donde estudiaba bajo la amenaza de maltrato físico. Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de ambos progenitores. Todo ello, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Según el relato policial, fue el propio joven quien puso los hechos en conocimiento de los agentes al personarse en la Comisaría de la Policía Nacional. El joven manifestó, siempre según las mismas fuentes, que sus padres le obligaban hacia tiempo a traficar con droga, principalmente hachís, en el centro donde cursaba sus estudios. Para mostrar la verosimilitud de su relato, el joven mostró a los policías 19 gramos de hachís: la droga que ese día le habían dado para efectuar una ‘entrega’, además de otra cantidad de sustancias que decidió guardar para mostrarla como prueba.

Especialistas del Grupo de Menores de la Policía Nacional activaron de inmediato el protocolo de protección del menor y efectuaron el registro del domicilio familiar. Sospechaban que en el interior podía haber más sustancias estupefacientes destinadas supuestamente a la venta. En el transcurso del registro, se incautaron de 1,5 kilos de marihuana en cogollos, 113 gramos de hachís, varias cajas de pastillas y sustancias anabolizantes, útiles supuestamente para el tráfico de drogas y varios teléfonos móviles, además de billetes de 500 euros falsificados, según las mismas fuentes.

Se incautaron los agentes también de gran cantidad de munición para arma corta del calibre 22 mm y 9 mm, así como 2 láser preparados para funcionar. En el interior de una bombona de butano modificada hallaron también armas escondidas. En concreto, una pistola de 9 mm con el número de serie borrado, con dos cargadores y otra pistola de calibre 22 mm, además de 40 cartuchos de calibre 9 mm. y un pasamontañas.

Además, el menor también aportó otras pruebas sobre episodios de conducción temeraria vividos, al haber conducido su padre un vehículo recién adquirido a 240 kilómetros por hora, yendo a bordo el menor, todo ello, siempre según el relato policial. Finalmente, y ante el temor de represalia, se extendió una orden de alejamiento extendida a su hermano. Los detenidos, de 34 y 36 años fueron puestos a disposición del juez, que decretó el ingreso en prisión del padre del menor y suspendió temporalmente la patria potestad de los padres.

Lo último en España

Últimas noticias