El Ayuntamiento de Segorbe es el primero de la Comunidad Valenciana en pedir a Oltra que dimita

Le reclama que pida perdón a las monjas, a los niños y al pueblo de Segorbe

Exige la reapertura del Colegio de la Resurrección en las mismas condiciones en que fue cerrado en 2017

Pide al presidente de la Generalitat el socialista Ximo Puig que si Oltra no dimite, la eche

El desesperado SOS de la menor abusada por el ex marido de Oltra: «No tenemos para comer»

Oltra tacha de «cacería política de la extrema derecha» las imputaciones de sus altos cargos

AYUNTAMIENTO DE SEGORBE
Momento de la votación en que el Pleno de Segorbe exigió la dimisión de Oltra.

Segorbe, un pequeño municipio de 9.100 habitantes en la provincia de Castellón, se ha convertido en el primero en pedir oficialmente la dimisión de Mónica Oltra, la vicepresidenta primera de la Generalitat Valenciana y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas del Gobierno valenciano, que preside el socialista Ximo Puig. La moción aprobada con los votos del Partidos Popular frente a la oposición de los socialistas y la marca de Podemos en el citado municipio, reclama, además, exigir a Oltra que pida perdón a los niños, a los profesionales del centro, a las Hermanas Terciarias Capuchinas y al pueblo de Segorbe. Le exige la reapertura inmediata del Colegio de la Resurrección en las mismas condiciones que se encontraba en mayo de 2017, cuando se decretó su cierre. Finalmente, pide que Oltra dimita de todos sus cargos institucionales y, si no lo hace, que Puig la eche.

La moción fue presentada por el Partido Popular, que ostenta la Alcaldía de la localidad con Mari Carmen Climent de alcaldesa, en el último Pleno. El origen de esa moción estriba en que el pasado mes de febrero, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) dictó una sentencia que anulaba la multa de 15.000 euros impuesta por Oltra al Colegio de la Resurrección de las Hermanas Terciarias. La anulación de la sentencia se une, también, según indicó el Alto Tribunal, a la grave infracción del ordenamiento jurídico por la decisión unilateral de la consejería de trasladar a los menores tutelados de ese centro a otros emplazamientos sin un acto administrativo que avalara ese traslado.

Tras la nueva sentencia condenatoria, la Generalitat Valenciana que preside el socialista Ximo Puig suma ya 22 condenas en su contra relacionadas con el caso de Segorbe. Y ello, tras ser declaradas nulas las 18 resoluciones (una por cada niño) por el traslado forzoso de los menores por parte de la Consejería de Mónica Oltra. A todo ello se suma otra sentencia contra el cierre del colegio, una tercera por un concurso posterior que ganaron y nunca se les comunicó y, además, una última por la agresión de una educadora de la Consejería a un niño que no se quería subir al autobús para marcharse de Segorbe, según reza la moción.

Según dice en la moción también, los hechos que anteceden a estas condenas arrancan en mayo de 2017 cuando por orden de Mónica Oltra se produjo el cierre del colegio de La Resurrección. Fue en 24 horas y con un solo informe de la consejería, que se fundamentaba, según la moción en «acreditadas falsedades, como comida a punto de caducar, niños mendigando y sospechas de abusos y malos tratos». Ese cierre supuso el desalojo inmediato de los 18 niños internos, así como el cese de la actividad de los profesionales que allí trabajaban y de las Hermanas Terciarias Capuchinas.

Mónica Oltra no ha pisado Segorbe «ni antes ni después de lo que pasó», sostiene la concejala de Comunicación Angeles Gómez (PP). Así, las cosas, el último Pleno aprobó exigir a Oltra que pida perdón a los niños, a los profesionales del centro, a las Hermanas Terciarias Capuchinas y al pueblo de Segorbe, exigirle además la reapertura inmediata del Colegio de la Resurrección en las mismas condiciones que se encontraba en mayo de 2017, cuando se decretó su cierre, y exigir la dimisión de Oltra de todos sus cargos institucionales o bien que Puig la eche.

Lo último en Alicante

Últimas noticias