Un viaje de ida y vuelta con alojamiento de lujo que cuesta unos 80 millones de euros

Rusia prepara un nuevo módulo en la ISS único para turistas

turismo
El turismo espacial es una realidad

El turismo espacial es una realidad. Hace poco comentábamos que 2018 será el año en el que el primer turista viajará a la luna por unos cuantos millones de euros. Las personas más ricas e influyentes del planeta, ya no saben que hacer con su dinero. Por eso prefieren gastárselo en un viaje que realmente les reconforte y del que hayan disfrutado solo un puñado de seres humanos. La respuesta de las agencias espaciales ha sido inmediata y desde la Corporación Espacial Rusa, Energia, ya están construyendo un nuevo módulo en la Estación Espacial Internacional para dar alojamiento a los turistas en el espacio. Te lo contamos.

Una suite espacial

turismo
Los paseos por el espacio se incluyen en los 80 millones

Los grandes magnates del mundo tienen una cosa en común además del dinero: la gran mayoría son rusos. Por eso desde la corporación espacial rusa han creado un servicio que planea ofrecer unos curiosos paquetes vacacionales en los que se incluye un alojamiento de lujo en la Estación Espacial Internacional acompañado de numerosos paseos espaciales con la supervisión de profesionales.  El módulo estará adecentado para una tripulación total de entre 4 y 6 afortunado que dispondrán de todas las comodidades de un hotel de lujo: dos baños, camas exclusivas, comida de restaurante, y hasta acceso a Internet.

Asimismo, la estancia no solo impone a los turistas disfrutar del paisaje espacial, sino que insta a los mismos a numerosas actividades propias de los astronautas. "Discutimos la posibilidad de que los turistas salgan a una caminata espacial. Los expertos en marketing comenzaron a calcular y confirmaron que las personas ricas estarían dispuestas a pagar dinero por esto", comenta Vladimir Solntsev, Director General de Rocket and Space Corporation.

turismo
Los turistas podrán realizar tareas propias de astronautas

Eso sí, solo los más ricos podrán disfrutar de una experiencia que se tasa en 80 millones de euros. Unas cifras a las que solo pueden llegar unos pocos en todo el mundo que espera verse reducida a la hora de introducir los numerosos descuentos de lanzamiento. Según informan desde la inteligencia rusa, este ambicioso proyecto se enmarca como una auténtica realidad que irá evolucionando con el paso de los años. Los módulos espaciales para turistas están a la vuelta de la esquina.

Lo último en Ciencia