Turismo

5 pueblos más bonitos de la provincia de Zamora

Son pueblos con un gran patrimonio histórico y natural

5 pueblos más bonitos de la provincia de Zamora
Puebla de Sanabria

¿Quieres descubrir los pueblos más bonitos de la provincia de Zamora? Si te apetece hacer turismo por Castilla y León, debes saber que en esta provincia hay pequeñas localidades llenas de historia y de encanto, situadas en entornos naturales privilegiados.

Puebla de Sanabria

Puebla de Sanabria es uno de los pueblos más bonitos y visitados de Zamora. El Castillo, cuyo origen data de mediados del siglo XV, es su principal atractivo. Se puede visitar el interior, donde hay salas tan interesantes como el Centro de Fortificaciones o la Ruta de los Pimentel. Las calles y las fachadas son preciosas, así que lo mejor es olvidarse del plano y perderse entre las callejuelas adquinadas.

Muy cerca del municipio se encuentra el Parque Natural del Lago de Sanabria, que esconde el lago natural más grande de España. Hay muchísimas actividades que se pueden hacer en el Parque, como rutas de senderismo.

Benavente

Junto con Zamora capital y Toro, Benavente es una de las localidades más importantes de la provincia. El Castillo de la Mota, construido por el rey Fernando II, fue uno de los palacios más lujosos y grandes durante el siglo XVI. Actualmente solo queda en pie la Torre del Caracol.

La Iglesia de Santa María del Azogue es una visita imprescindible. Uno de los monumentos más singulares por la mezcla de estilos arquitectónicos.

Villalpando

Para los amantes de la historia y de la cultura, Villalpando es un destino 100% recomendable. Su principal monumento es la Iglesia de Santa María la antigua, cuyo origen se remonta al siglo XII. Actualmente se encuentra en ruinas.

El Palacio de los Condestables de Castilla es el monumento civil más importante del municipio. Fue destruido durante la Guerra de las Comunidades, aunque todavía se conservan algunos muros y una torre.

Fermoselle

Fermoselle es un pequeño pueblo con mucho encanto tanto por su patrimonio como por su entorno natural. Desde el Mirador del Castillo hay unas vistas privilegiadas sobre el cañón del Río Duero. También merece la pena visitar el Mirador del Torojón, con unas vistas panorámicas sobre Fermoselle fabulosas.

La Plaza Mayor es el centro neurálgico del municipio, y en ella se encuentran la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y el Ayuntamiento.

Otero de Sariegos

Otero de Sariegos es un pueblo abandonado, y esto es lo que le da ese encanto tan especial. Está situado en lo alto de una pequeña colina. Las calles son de tierra y la fachada de la Iglesia de San Martín de Tours tiene un aspecto bastante deteriorado, aunque merece la pena visitarla.

Lo mejor de todo es que las puertas de la mayoría de las casas están abiertas, y se puede acceder a su interior. En muchas de ellas sus habitantes lo dejaron todo intacto: electrodomésticos antiguos, sofás…

¡Estos son los pueblos más bonitos de la provincia de Zamora!

Lo último en España

Últimas noticias