Alimentación infantil

¿Por qué mi bebé no come con cuchara?

Cómo gestionar el destete y la alimentación con cuchara cuando el bebé se niega.

bebé cuchara
Qué hacer si el bebé no quiere comer con cuchara

Uno de los primeros pasos del destete es enseñarle al bebé a comer con la cuchara. Sin embargo, hay pequeños que se niegan por completo a abrir la boca, lo que complica un poco la transición de la comida líquida a la semisólida. ¿Por qué?

¿Por qué mi bebé no come con cuchara?

Es probable que tu bebé todavía no entienda qué tiene que abrir la boca para que puedas darle de comer, así que si acabas de comenzar con el destete, deja primero que explore libremente su comida. Puede que desee meter las manos dentro del plato para tocar la papilla que tiene delante y aunque hemos de evitarlo (para que no tire la comida y para que no se queme), no estará de más que dejemos que toque el alimento (aunque puesto en la cuchara). Procura además invertir en un mantel lavable que poner en la trona ya que puede hacer que la limpieza sea más fácil y rápida. Pero no te preocupes, no siempre será así.

Ten en cuenta que tu bebé experimenta algo nuevo todos los días. Puede que haya dado sus primeros pasos o haya dicho sus primeras palabras . Y probablemente está metiendo los dedos en todo lo que puede encontrar Usar una cuchara es solo otra cosa para explorar. No es necesario apresurar las cosas o intentar animarlo a que se alimente antes de que esté listo.

Mientras tanto, déjale que siga comiendo aperitivos hasta que pueda aceptar estos cubiertos. ¿Qué ofrecer? Pequeños trozos de fruta o queso, hummus, o trocitos de pasta pequeña y bien cocida.

Además, elige cucharas de plástico con puntas suaves que no afecten sus encías. Algunas cucharas se doblarán en su lugar y se enderezarán según sea necesario. Incluso puedes comprar cucharas que cambian de color para que te avisen cuando la comida de su bebé esté demasiado caliente. Alrededor de los 15 meses seguramente podrá llevarse la cuchara a la boca y ya intentará de hecho comer solo dejando atrás el problema de no querer comer.

¿Y si el problema persiste?

Pero en el caso de que a tu bebé le cueste realmente comer, ya no será un problema debido a la cuchara sino al hecho de que tal vez se niega a comer porque no le gusta lo que le pones o porque sencillamente hay bebés a los que cuesta mucho más acostumbrarse a los nuevos sabores.

Debemos entonces consultar al pediatra e intentar comenzar siempre a alimentar al bebé con aquellas papillas y alimentos que vemos que tolera o acepta mejor e ir introduciendo poco a poco todos los demás.

Lo último en Bebés

Últimas noticias