Alimentación infantil

Leche en polvo vs leche líquida: diferencias, dosis y conservación

Descubre si es mejor elegir la leche de fórmula líquida o la leche en polvo, con sus dosis, diferencias y el modo de conservación.

leche
Descubre las diferencias y dosis de la leche líquida para bebés frente a la leche en polvo

A la hora de alimentar al bebé recién nacido con leche de fórmula ¿Qué es mejor? Elegir ¿leche en polvo o leche líquida? Queremos guiaros con algunas  indicaciones básicas para amamantar a vuestro bebé artificialmente con total seguridad y conciencia.

Leche en polvo o leche líquida: diferencias, dosis y conservación

leche

Una de las preguntas que suelen hacerse los padres que se enfrentan a la lactancia artificial es: ¿Leche en polvo o leche líquida?. Debe suponerse que la fórmula infantil no puede replicar completamente la leche materna, pero sigue siendo un producto válido y permite que el bebé crezca bien. De modo que dejando de lado cualquier discusión al respecto, ¿Qué tipo de fórmula debemos elegir y por qué?

Fórmula líquida

La fórmula infantil líquida se vende en bricks de medio litro y es muy conveniente porque se vende ya lista para que se la podamos dar al bebé de inmediato y es perfectamente estéril. El formato es como el de cualquier otra leche, de modo que antes de dársela al bebé tendremos que calentarla.

La duración del brick de leche líquida, suele ser de 24/48 horas y siempre en la nevera. Con un brick podemos hacer perfectamente entre 4 y 8 biberones.

¿Cuáles son las dificultades? Si el niño es muy pequeño, existe el riesgo de desperdiciar la leche porque el brick puede tener problemas con el tiempo o si es grande puede requerir más de una brick por día y es muy costoso. Las dosis de la cantidad que debe tomar el bebé tendrán que ser siempre recomendadas y prescritas por el pediatra.

Fórmula en polvo

La fórmula artificial en polvo cuesta, mucho menos que la leche líquida y además puede que nos de para preparar muchos más biberones.

La preparación es más lenta (toma al menos 15/20 minutos). Una vez preparada, debe usarse inmediatamente y no se puede calentar. Además, debe seguir cuidadosamente los métodos de preparación porque es estéril. Por lo tanto, en este sentido, la leche líquida y concentrada es la opción más segura y la mejor dosificada. Las dosis son recomendadas y prescritas por un pediatra, mientras que la dilución requiere 1 cucharada por cada 30 ml de agua. 

Tenemos que medir entonces el agua que vamos a necesitar con respecto a las cucharadas echadas en el biberón. Calentamos el agua, echamos dentro del biberón y mezclamos bien con los polvos.Así estará lista para consumir.

¿Qué opción debemos elegir? Dependerá de cada padre, pero tendremos que considerar qué es lo mejor para tu hijo y el estilo de vida de tu familia. Ciertamente, el consejo que debe seguir se refiere a la calidad del agua: los nitratos deben ser inferiores a 10 mg / ly es preferible utilizar un agua natural baja en minerales.

Lo último en Bebés

Últimas noticias