El bruxismo en niños ¿Qué es?

bruxismo
El bruxismo en niños
Comentar

Sabemos que una de la cosas que más preocupa a los padres con respecto a sus hijos es la salud. Precisamente por eso periódicamente damos a conocer enfermedades, trastornos o situaciones relacionadas con ese aspecto. Y ahora vamos a hacer lo propio dando a conocer lo que es el llamado bruxismo.

Sigue leyendo y descubrirás todo sobre ese.

¿Qué es el bruxismo?

Para comenzar hay que tener claro qué es el bruxismo. Pues bien, podemos decir que se trata de un hábito que tienen muchos pequeños y que consiste en apretar los dientes o en rechinarlos. En concreto, esa acción tiene lugar, fundamentalmente, cuando se encuentran durmiendo. De ahí que podamos decir que es algo absolutamente involuntario.

Se considera que suele afectar, sobre todo, a menores con edades comprendidas entre los 6 y los 10 años de edad.

De la misma manera, hay que exponer que existen dos tipos de bruxismo: el excéntrico, que consiste en una especie de frotamiento de las piezas dentales, y el céntrico, que lleva a apretar los dientes.

Es curioso conocer que este trastorno también afecta a un elevado número de embarazadas. De ahí que entre niños y futuras mamás se calcula que un 15 % de la población tiene bruxismo.

Causas

bruxismo
La hiperactividad puede ser una de las causas

No hay una única causa que provoque el bruxismo sino que son varias las que puedan dar lugar a este trastorno que nos ocupa. Sin embargo, entre las más significativas podemos destacar las siguientes:

  • El menor es hiperactivo.
  • Los pequeños que sufren ansiedad, estrés o demasiado nerviosismo también pueden rechinar los dientes.
  • Cambios en los dientes, tales como la caída de algunos o incluso la salida de otros, pueden llevar, de igual modo, a que aparezca el bruxismo.
  • Los niños que sufren problemas de sueño, es decir, alteraciones en el mismo cabe la posibilidad de que también aprieten los dientes contundentemente.
  • Es más, incluso existen ciertas teorías que vienen a determinar que el rechinar los dientes puede estar causado por tener lombrices.

Efectos del bruxismo

Si importante es conocer qué puede generar el bruxismo, también es vital descubrir qué consecuencias puede traer consigo. Nos estamos refiriendo a efectos como estos:

    • El niño puede sufrir dolores de cabeza e incluso en la mandíbula debido a esa presión que realiza con los dientes.
    • Cabe la posibilidad de que el menor vea dañadas sus encías.
    • Puede tener lugar, además, un marcado desgaste de los dientes.
    • Los músculos en relación a la boca pueden verse dañados.

Tratamiento

bruxismo
Nada de actividades excitantes antes de irse a dormir

Cuando está producido por situaciones tales como estrés, lo habitual es que el bruxismo desaparezca cuando esas también lo hagan. De ahí que no sea necesario tomar medidas de ningún tipo porque habrá sido algo muy puntual.

No obstante, cuando el trastorno lleve ya un tiempo y no tenga visos de desaparecer es necesario acudir al médico. En concreto, lo recomendable es acudir al pediatra y este establecerá cuál es la mejor ayuda que puede recibir el pequeño. Así puede indicar el recibir tratamiento por parte de los siguientes profesionales:

  • El odontólogo podrá determinar el daño que el bruxismo está causando a los dientes y a las encías. Analizará el caso y tomará las medidas adecuadas, entre las que puede estar el que el menor disponga de un protector dental para evitar que las piezas se desgasten, por ejemplo.
  • El fisioterapeuta, por otro lado, es un profesional que ayudará a conseguir que el menor relaje su mandíbula y la zona bucodental en pro de evitar daños.

Consejos para prevenir el bruxismo

Si importante es conocer qué es, sus causas o cómo hacerle frente, también lo es saber las maneras que hay de prevenirlo. Entre las más relevantes se encuentran algunas como estas:

  • Es realmente útil que los niños practiquen ejercicio a diario, ya que les servirá para desprenderse del estrés y de las tensiones.
  • Antes de irse a dormir es efectivo y eficaz el que los menores realicen actividades relajantes como puede ser leer o darse un baño. Y esto supone, al mismo tiempo, que no se permita que hagan uso de tablets, televisores, teléfonos móviles u ordenadores.

Síguenos en Facebook y podrás estar al día de una gran cantidad de términos relacionados con la salud de los niños que pueden resultarte de gran interés.

Temas

Últimas noticias