política movilidad

El alcalde socialista de Palma colapsará el Paseo Marítimo duplicando semáforos y reduciendo carriles

Palma Paseo Marítimo
Paseo Marítimo de Palma.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El alcalde socialista de Palma, José Hila, colapsará el Paseo Marítimo de la ciudad duplicando semáforos y reduciendo carriles, una vez que culminen las obras de reurbanización de esta calzada que Autoridad Portuaria de Baleares (APB) tiene previsto iniciar en noviembre y que se prolongarán durante dos años y tendrán un coste de 43 millones de euros.

Sin estudio de movilidad alguno que avale la idoneidad y repercusión que esta eliminación de carriles (de cuatro a dos por cada sentido) va a tener para la circulación en el resto del callejero urbano de Palma, sin haber culminado las obras del segundo cinturón, ni resuelto la incógnita de la accesibilidad de los vehículos pesados de mercancías al puerto, el Ayuntamiento de Palma ha anunciado este miércoles que duplicará el número de semáforos en el Paseo Marítimo.

Todo ello con el fin de «pacificar el tránsito», tal y como indicado en rueda de prensa el concejal socialista de Movilidad, Francesc Dalmau.

El aumento del número de instalaciones semafóricas en la avenida Gabriel Roca se incluye dentro del contrato adjudicado por la Junta de Gobierno para su suministro e instalación a la empresa Alumbrados Viarios (Aluvisa), por un importe de 2,7 millones para los próximos dos años. Y vendrá a su vez acompañada de la instalación de estos dispositivos en el carril bici del Paseo Marítimo.

Cabe señalar que la reurbanización de esta vía, con la reducción a la mitad de los actuales carriles de circulación, supondrá una mayor extensión del carril bici con una longitud total de 3,5 kilómetros, la instalación de cinco puntos de estacionamiento nuevos para bicicletas y el triple de árboles y superficie para jardineras y parterres, que pasará de un 9,7% a un 20%.

El nuevo contrato de mantenimiento semafórico también tendrá repercusión en otros puntos de la geografía urbana de la capital balear, en los que se reforzará la presencia de cámaras. Es el caso del centro histórico, donde el acceso en la mayoría de su extensión sólo está permitido a los residentes y cuyo blindaje será reforzado con nuevos dispositivos de vigilancia «para impedir que haya despistados que puedan colarse», apuntó el concejal Dalmau.

Además, el nuevo contrato incluye la adquisición del software necesario para implantar en Palma una zona de bajas emisiones, de acuerdo con el compromiso adquirido con los Fondos Next Generation por el cumplimiento de la Ley 7/2021 de Cambio Climático y transición energética, instalando más cámaras de control de tráfico en cruces situados en las barriadas, así como la introducción en los semáforos de elementos para reforzar la accesibilidad, tales como pulsadores, semáforos sonoros con mandos, etcétera.

Asimismo, el gobierno municipal ya ha avanzado en un comunicado que tiene previsto continuar implantando medidas para el calmado del tráfico, con nuevos pasos peatonales con luz ámbar intermitente, adecuando los semáforos a la normativa de accesibilidad y completando controles de lectura de matrícula en diferentes puntos del centro y en el barrio de Els Hostalets, entre otros.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias