El nieto de Franco regaló un coche y pagó un piso de lujo a la antifranquista Marta Flich

Jaime Martínez-Bordiú alquiló un apartamento de lujo durante seis meses para Marta Flich, en la zona más cotizada de Madrid, y le regaló un Volkswagen Beetle valorado en cerca de 30.000 euros.

Son las contradicciones del feminismo de postureo. La relación sentimental entre Jaime Martínez-Bordiú y la "actriz" valenciana Marta Flich fue muy breve: duró algo más de un año, entre 2006 y 2007. Pero resultó extraordinariamente rentable para la copresentadora del programa de Risto Mejide Todo es mentira.

El nieto menor de Franco le puso a Marta Flich un apartamento de lujo en la calle Génova, en una de las zonas más caras de Madrid, le pagó el alquiler durante seis meses y le regaló un coche: un Volkswagen Beetle, el clásico escarabajo, de color marfil.

En sus apariciones televisivas, Marta Martínez Nebot (el auténtico nombre de Marta Flich) se presenta como el nuevo icono del feminismo y modelo de la mujer independiente, especialmente crítica con la "extrema derecha" en la que engloba al PP, a Ciudadanos y a Vox.

Pero durante su relación con Jaime Martínez-Bordiú, que le permitió darse a conocer en las revistas del corazón y dar el salto a la televisión, aceptó de buena gana los carísimos regalos del nieto de Franco, sin poner reparos a que fueran pagados con el patrimonio de la familia del dictador.

Edificio de la calle Génova, 19, en el que el nieto de Franco alquiló un apartamento de lujo para Marta Flich.
Edificio de la calle Génova, 19, en el que el nieto de Franco alquiló un apartamento de lujo para Marta Flich.

Cuando ambos se conocieron, Martínez Nebot trabajaba en una sucursal de La Caixa situada en el barrio de Pinar de Chamartín, en el norte de Madrid. Se había licenciado en Económicas en la Universidad de Valencia y había realizado en 2001 un máster en Comercio Internacional por la Universidad de Delaware, según asegura en el currículum oficial.

Para facilitar sus encuentros, el nieto de Franco le puso a la copresentadora de Todo es mentira un apartamento de lujo en el número 19 de la calle Génova de Madrid, apenas a cien metros de la sede nacional del PP y muy cerca de la Plaza de Colón, en la zona más cotizada de la capital.

Jaime Martínez-Bordiú abonó la fianza y la entrada de la vivienda, y además pagó por adelantado las cuotas del alquiler de seis meses. En la actualidad, el alquiler de un piso en la calle Génova de Madrid ronda entre los 2.500 y los 4.000 euros al mes, según el popular portal Idealista.com.

No sólo esto. El nieto de Franco también regaló a la copresentadora antifranquista de Risto Mejide un Volkswagen Beetle para facilitar sus desplazamientos por la capital: un auténtico capricho para coleccionistas que recrea el diseño del clásico escarabajo. En la actualidad, el precio de este vehículo ronda los 35.000 euros en su modelo de tres puertas. Tampoco en este caso la "actriz" valenciana puso ningún reparo a los regalos procedentes de la familia del dictador.

Un VolksWagen Beetle similar al que el nieto de Franco regaló a la presentadora Marta Flich.
Un Volkswagen Beetle similar al que el nieto de Franco regaló a la presentadora Marta Flich.

En aquel momento, Marta Martínez Nebot (hoy Marta Flich) era una perfecta desconocida. Aún no había dado a conocer su descomunal talento. En junio de 2006 asistió en Santander junto a su novio a la celebración del enlace entre la nietísima Carmen Martínez-Bordiú y el empresario y ex campeón de salto de longitud José Campos García.

En la fiesta ofrecida en los salones del Hotel Palacio del Mar, Marta Flich se codeó con toda la familia Franco y con las principales personalidades de la jet set, como Isabel Preysler. En las fotos publicadas por la revista ¡Hola!  Marta Flich apareció identificada, simplemente, como la "novia" del nieto de Franco. Nadie conocía su nombre.

Pero esta fugaz aparición en las revistas del corazón permitió a la entonces empleada de La Caixa darse a conocer en el mundo de la televisión. Entre 2007 y 2008, hizo sus primeras apariciones, casi siempre como figurante sin diálogos, en algunos capítulos de las series Cuestión de sexoLalola y Escenas de matrimonio.

El Apocalipsis según Marta Flich

"La televisión, como el pseudofeminismo, no crea gilipollas, como mucho los descubre", ha escrito con enorme acierto Marta Flich en su libro Necroeconomía, firmado junto a Darío Adanti. Durante los últimos años, la "actriz" valenciana se ha convertido en un fenómeno televisivo gracias a sus apariciones como youtuber.

En sus comentarios de "análisis económico", Marta Flich anuncia que si hay un Gobierno formado por PP, Ciudadanos (C’s) y Vox en España se dejarán de pagar las pensiones, "las mujeres tendrán que arriesgar su vida abortando en clínicas clandestinas, se impondrá cadena perpetua a quien robe unos pañales, a la mujeres nos podrán pegar y matar sin que pase nada, pero si pisas la bandera vas a la cárcel, y se reescribirá la historia para decir que los dictadores eran buenas personas".

Lo último en Televisión