La Aemet advierte de que la ‘Bestia del este’ pone en peligro a España

La llamada 'Bestia del este' puede dejar temperaturas muy frías y lluvias extremas en estas partes de España.

Rotura del vórtice polar: Roberto Brasero tiene claro lo que pasará con el tiempo en España

Ya hay fecha para la llegada del invierno más duro jamás vivido en España

La Bestia del este llega a España

El norte de Europa y Rusia están ahora mismo en el ojo de todos los meteorólogos que esperan con ansia para ver lo que hace la atmósfera en esas latitudes estos días porque de ello dependerá que nos congelemos en el sur de Europa o nos quedemos con un intenso frío pero más común en nuestro país en estas fechas. Esto se debe nada más y nada menos a que existe la posibilidad de que la Bestia del este decida darnos un zarpazo que nos deje, literalmente, tiritando.

De momento, el puente de diciembre nos guarda una primera entrega de mal tiempo en todas sus variantes: viviremos frío intenso, lluvias extremas y nieve, y no perdonará prácticamente ningún rincón de la Península.

Para empezar, las lluvias, las nevadas, las bajas temperaturas mínimas -es decir: heladas- y los fenómenos costeros pondrán este sábado en situación de riesgo meteorológico (aviso amarillo) a 11 provincias del norte y del este peninsular. Con un poco de suerte, a partir del domingo la tónica general deberían ser lluvias generalizadas y temperaturas más moderadas que, pese a todo, no nos quitarán la sensación de frío. El lunes es el día en que se esperan precipitaciones prácticamente generalizadas.

Riesgo de lluvias

El riesgo por precipitaciones en este arranque de fin de semana afectará a Alicante y Valencia, donde las lluvias podrán sumar a en una hora; mientras que el riesgo por nevadas que dejarán unos 5 centímetros de nieve se ha activado para las provincias de Burgos, León, Palencia, Soria, La Rioja, Huesca, Lérida, Teruel.

Y en lo que al frío se refiere, en Gerona y Lérida se esperan temperaturas de hasta -8 grados. Pero en Burgos o Soria y en gran parte de Castilla y León los termómetros no subirán por encima de los 5 grados. O sea, frío de verdad.

En el Cantábrico estará nuboso o cubierto y con algunas precipitaciones, mientras que en el resto de la Península se esperan intervalos nubosos y pueden producirse algunas precipitaciones débiles.

Las nevadas aparecerán a partir de 800 a 1.000 metros en el tercio norte; desde 1.500 a 1.700 metros en el tercio sur y a partir de 1.100 a 1.400 metros en el resto de la Península.

Todo esto se considera «normal» para la temporada invernal, aunque en realidad adelantada prácticamente un mes, ya que las temperaturas que se esperan serán más propias de enero que de diciembre.

Frío polar

Todo esto, sin embargo, puede cambiar en apenas una semana si se forma un anticiclón entre Escandinavia y Rusia que bloquee el chorro de aire frío y lo dirija hacia nuestras latitudes. Prácticamente no se salvará ningún país de la Europa continental y afectará también a Reino Unido.

Si eso ocurre, cosa que de momento descartan en la Aemet, en apenas una o dos semanas se repetiría la situación que se vivió en 2018: un frío polar que hará tiritar a España de norte a sur sin contemplaciones. La Bestia del este es la gran amenaza que nos podría amargar las Navidades.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias